Policía borracho dispara a vecinos

0
317
Policía borracho dispara
Policía borracho dispara

Una pelea entre su mascota y otro perro habría desatado la furia del capitán

Un capitán de la Policía Nacional desató el pánico entre sus vecinos de San Juan de Lurigancho, cuando en aparente estado de ebriedad disparó contra dos de sus vecinos, dejándolos gravemente heridos.

Todo se inició cuando el oficial Daniel Raúl Crisóstomo Napcha caminaba junto a su mascota por una concurrida avenida, cuando de repente se cruzó con un vecino, quién también llevaba a su perro.

Fue entonces que ambos animales comenzaron a pelear, lo que desató la furia del capitán y en defensa de su mascota disparó contra dos jóvenes, los cuales cayeron desangrándose en el pavimento.

Tras ello, el efectivo policial salió despavorido del lugar y se escondió en la vivienda de una vecina del sector.
La Policía Nacional llegó al lugar para detener al enloquecido capitán. Sin embargo, el hermano del Daniel Raúl usó la fuerza para retener a los agentes e impedir la intervención del autor de los disparos.

Tras varios minutos de enfrentamientos, los agentes lograron ingresar al inmueble y con ello detener al capitán y a su hermano.
Ambos fueron trasladados hasta la comisaría Mariscal Cáceres para las investigaciones de ley, a fin de esclarecer los hechos.

En tanto, algunos testigos del terrible ataque afirmaron que el capitán Crisóstomo, que habría estado destacado en la zona del Vraem, se encontraba en estado de ebriedad.

Las víctimas fueron trasladados de urgencia al nosocomio más cercano, en donde vienen siendo atendidos por herida de bala.
Policía dispara y golpea a transeúnte
Asimismo, otro efectivo policial protagonizó una escena bochornosa. El suboficial William Mucha Sánchez disparó al aire y atacó a golpes a un transeúnte que se desplazaba por la Av. Prolongación Javier Prado (Ate Vitarte). El PNP se encontraba en completo estado de ebriedad cuando ocurrió el hecho.

Una llamada al 105, alertó a la Policía, que llego hasta el lugar para reducir al mal efectivo, quien continuaba haciendo de las suyas, provocando el pánico entre los moradores de la zona.
Una de las víctimas fue Pedro Ojanama Arujo, a quien Mucha Sánchez confundió con un delincuente, producto del estado etílico en el que se encontraba. Pedro fue salvajemente golpeado con la cacha de una pistola marca Sig Sauer de serie EAK192853.

Los efectivos tuvieron que utilizar la fuerza para detener al suboficial y trasladarlo hasta la comisaría del lugar, para ser sometido a un examen toxicológico.