6 remedios caseros que pueden evitar un infarto

0
3770
Infarto
Infarto

Mejoran la circulación, controlan el colesterol y reducen el riesgo de ritmos cardíacos irregulares

La enfermedad cardíaca se refiere a numerosos problemas que afectan la estructura y las funciones del corazón. Con frecuencia se relaciona con la aterosclerosis, o acumulación de placa en las paredes arteriales, que causa el estrechamiento de las arterias, lo que inhibe el flujo sanguíneo y aumenta el riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

La enfermedad cardíaca puede incluir problemas como la enfermedad arterial coronaria, la enfermedad cardíaca congénita, latidos cardíacos irregulares (arritmia), insuficiencia cardíaca, problemas en las válvulas cardíacas y otros.

Las causas y los síntomas varían según el tipo de enfermedad cardíaca. Sin embargo, algunos síntomas comunes son dificultad para respirar, dolor en el pecho, latidos cardiacos lentos o acelerados, aturdimiento, fatiga y desmayo.

Cuando se trata de enfermedades del corazón, es esencial consultar a su médico para un diagnóstico y tratamiento adecuado. Además, puede usar algunos remedios caseros y hacer cambios de estilo de vida saludables para mejorar la salud de su corazón.

1. Ajo

Varios estudios han encontrado que el ajo es beneficioso para enfermedades como la hipertensión, el colesterol alto y la enfermedad coronaria. Ayuda a retrasar el desarrollo de la aterosclerosis o el endurecimiento de las arterias. Además, el ajo mejora la circulación y tiene efectos aglutinantes antitrombóticos y antiplaquetarios.

  • Coma uno o dos dientes de ajo recién machacados diariamente. Si el sabor es demasiado fuerte, bebe un vaso de leche después de comer el ajo.
  • Alternativamente, puedes tomar suplementos de ajo. La recomendación general es de 600 a 1,200 mg de extracto de ajo dividido en tres dosis iguales por día.
  • Nota: El ajo puede interferir con ciertos medicamentos debido a sus propiedades anticoagulantes. Consulte a su médico antes de tomar esta hierba.

2. Espino

En la herbolaria occidental, el espino blanco es una hierba muy conocida para las afecciones cardíacas porque es excelente para el sistema cardiovascular. Ayuda a aumentar el flujo de sangre al corazón y mejora las contracciones del músculo cardíaco, lo que lleva a una acción de bombeo más fuerte.
También ayuda a aumentar el rendimiento y la producción cardíaca, y reduce la carga de trabajo del corazón. Además, tiene un efecto antiarrítmico que ayuda a estabilizar los latidos del corazón.

  • Puede tomar esta hierba en forma de suplemento por medio de un extracto estandarizado que contiene aproximadamente 2 a 3 por ciento de flavonoides. La dosificación general es de 300 a 600 mg tres veces al día. Siga este tratamiento natural durante varias semanas a algunos meses.
  • Nota: Aunque esta hierba es segura de usar, consulte a su médico antes de tomar este o cualquier otro remedio herbal.

3. Cúrcuma o palillo

Los estudios indican que la cúrcuma o palillo puede ayudar a prevenir la aterosclerosis. La cúrcuma tiene un ingrediente activo llamado curcumina que ayuda a mantener la salud del corazón al reducir la oxidación del colesterol, la acumulación de placa y la formación de coágulos.
Además, ayuda a reducir el LDL y proporciona beneficios antiinflamatorios. Al ser un potente antioxidante, también neutraliza los radicales libres que contribuyen al envejecimiento y a varias enfermedades crónicas.

  • Use la cúrcuma regularmente en su cocina.
  • También puede hervir una cucharadita de cúrcuma en polvo en una taza de agua o leche. Tómelo una o dos veces al día durante varias semanas a algunos meses.
  • Otra opción es tomar esta hierba en forma de suplemento. La dosis general es de 400 a 600 mg de suplemento de polvo de curcumina estandarizado tres veces al día. Consulte a su médico sobre la dosis adecuada para su caso.

4. Pimienta de Cayena

La pimienta de Cayena contiene un compuesto llamado capsaicina que es beneficioso para el tratamiento del corazón y problemas circulatorios. También ayuda a reducir el riesgo de ritmos cardíacos irregulares y reduce los niveles de colesterol. Los fitoquímicos presentes en esta especia también purifican la sangre y mejoran la inmunidad.

  • Agregue de media a una cucharadita de pimienta de cayena a una taza de agua caliente. Revuelva bien y bébalo. Repita dos o tres veces al día durante algunas semanas. Puede seguir con una taza de té de hibisco para sanar la sensación de ardor y promover la salud del corazón.
  • Otra opción es tomar suplementos de cayena como cápsulas de cayena. Consulte a su médico sobre la dosis adecuada y la idoneidad para su caso.

5. Alfalfa

Se ha descubierto que la alfalfa es beneficiosa para prevenir problemas cardiovasculares, ya que ayuda a reducir los niveles de colesterol y la acumulación de placa. De acuerdo con un estudio publicado en el Pakistan Journal of Pharmaceutical Sciences, la alfalfa puede tener el potencial de limitar el desarrollo y la progresión de la aterosclerosis.

  • Beba té de alfalfa o jugo extraído de sus hojas unas pocas veces al día durante unos meses.
  • Alternativamente, puede tomar suplementos preparados con hojas de alfalfa. Consulte a su médico antes de tomar esta hierba y la dosis adecuada.

6. Té verde

El té verde contiene poderosos antioxidantes que mejoran la salud de las células que forman el revestimiento interno del corazón y los vasos sanguíneos. Ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos. Además, el té verde ayuda a controlar el azúcar en la sangre y aumenta el metabolismo.

En un estudio japonés de 2008, los investigadores descubrieron que beber más de cinco tazas de té verde por día reducía el riesgo de muerte por ataque cardíaco o accidente cerebrovascular en un 26 por ciento.

  • Beba de tres a cuatro tazas de té verde (preferiblemente sin cafeína) diariamente.
  • Alternativamente, puede tomar de 100 a 750 mg de extracto de té verde estandarizado por día.