Una vida dedicada al hampa

0
350
Cojo Mame
Cojo Mame

Henry Mamerto Florián López siempre vivió inmerso en el mundo delincuencial. Sus inicios se dio cuando tan solo era un adolecente.
El avezado criminal tenía 16 años cuando perdió la pierna derecha, debido a un balazo que recibió en un en enfrentamiento con la Policía Nacional. Es por ello que se le conoce como el “Cojo Mame”.

Desde ese episodio, su nombre no dejó de aparecer en las páginas policiales. Su actuar sanguinario causó el terror entre la población.
Estar en prisión no era impedimento para que el criminal haga de las suyas. Uno de los casos más sonados en el que participó desde el penal fue el secuestro al empresario joyero Mirko Víctor Vidal Barrueta, ocurrido el 26 de noviembre de 2009 en Lima.

También estuvo involucrado en el asesinato del director del penal Castro Castro en Lima, Manuel Vásquez Coronado, el 9 de enero de 2010.
Incluso, en octubre de 2014, “Cojo Mame” ordenó el asesinato del también delincuente Segundo Antonio Huamán Pretel, alias “Loco Toño”, por el control del negocio de las extorsiones en la ciudad de Trujillo. Segundo Huamán Pretel estaba recluido en el centro penitenciario El Milagro.

“El Cojo Mame” era el líder una banda criminal que sembraba el terror en Trujillo. A dicha organización pertenecía la familia del delincuente.
En el 2015, el padre, la madre, esposa y hermanas de Mamerto Florian fueron capturados por la PNP, pues la familia se encargaba de cobrar y guardar el dinero obtenido por los crímenes.