2 limpiadores naturales con cáscara de limón

0
106
limpiadores naturales
limpiadores naturales

Deja de lado los productos químicos y prueba esta nueva alternativa

Combinada con otros ingredientes naturales la cáscara de limón puede ser muy eficaz para acabar con la acumulación de grasa y suciedad de diferentes objetos de uso cotidiano.

El limón es una fruta cítrica muy saludable que se utiliza en todo el mundo, tanto para fines gastronómicos como para la preparación de remedios naturales.
Se caracteriza por ser una fuente de vitaminas y minerales que benefician la salud y disminuyen el riesgo de varios tipos de enfermedades.

La mayoría de las personas emplea solo su jugo porque es la parte más versátil y fácil de agregar a las recetas.
No obstante, lo que pocos alcanzan a imaginar es que su cáscara concentra maravillosas propiedades que también se pueden aprovechar en el hogar.

Esta corteza contiene hasta 10 veces más vitamina C que el jugo y una amplia variedad de sustancias activas que destruyen algunos de los microorganismos que afectan la salud.
Gracias a esto y a su agradable aroma podemos usarlas como base para preparar algunos limpiadores alternativos para diversos espacios del hogar.

1. Limpiador multiusos

Es solución es apta para limpiar pisos, encimeras, baños y otros espacios que a menudo suelen ensuciarse por el polvo y las bacterias.

Ingredientes
3 cáscaras de limón
1 taza de vinagre (250 ml)
1 frasco de vidrio
1 botella con spray
¿Qué debes hacer?
Corta las cáscaras de limón frescas en varios trozos y ponlas en el interior de un frasco de vidrio.
Agrega la cantidad de vinagre aconsejada y tápalo bien para que se concentre durante cuatro semanas.
Durante este período debes agitarlo varias veces con el fin de mezclar el líquido.
Pasado el tiempo recomendado, cuélalo y ponlo en una botella con spray para comenzar a utilizarlo.

2. Desengrasante en polvo

Este producto en polvo sirve para quitar la grasa y la suciedad que se acumula en sartenes, ollas y otras superficies de la cocina.

Ingredientes
1 taza de bicarbonato de sodio (200 g)
2 cucharaditas de cremor tártaro (30 g)
⅛ de taza de bórax (25 g)
¼ de taza de cáscara de limón rallada (20 g)
1 frasco de vidrio
¿Qué debes hacer?
Coloca todos los ingredientes en un frasco de vidrio y mézclalos hasta obtener un detergente en polvo.
Toma la cantidad necesaria y espolvoréalo sobre la superficie que quieras limpiar.
Usa un cepillo o esponja para fregar y enjuaga.