Deudores de tarjetas de crédito también tienen derechos

0
596
Tarjetas de crédito
Tarjetas de crédito

Embargo solo se dan como ultima instancia y bajo proceso judicial

Millones de peruanos cuentan con una tarjeta de crédito, ya que es una herramienta de dinero electrónico que nos puede salvar de un apuro. Sin embargo, su mal uso también puede darnos verdaderos dolores de cabeza.

Una deuda contraída bajo este mecanismo es uno de los peores problemas que se pueda enfrentar ya que los usuarios tienen el temor que, debido a sus retrasos en los pagos, la entidad bancarias les pueda embargar sus bienes.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que para que ésta instancia suceda, deberá pasar primero por algunos pasos previos y no ‘a la mala’.

Última instancia

Por más deudas que tenga, no significa que no se tenga derechos. Por ejemplo, tener deudas no es considerado un delito, por lo que no te pueden detener, menos encarcelar. Asimismo, existen parámetros para cobrarte la deuda, por lo que no respetarlos se considera ilegal:

  • No pueden embargarte ningún bien sin haberte demandado antes.
  • Evita las “ayudas” de terceros para finiquitar tus deudas.
  • Considera la reestructuración de deuda.
  • Los bancos pueden tomar el dinero de cuentas de ahorro e inversión si suspendes los pagos.
  • No te escondas ante el banco.

Cualquier deuda puede generar una figura de embargo, siempre dependiendo de lo acordado con la institución financiera. Pero para que se realice esta acción deben realizarse notificaciones de demanda y/o embargo por personal de un juzgado, plenamente identificado.

Esta notificación tiene que realizarse necesariamente de manera presencial, quedando descartado que se realice por teléfono y/o carta.

En casos de deudas los bancos también permiten negociar y ofrecer descuentos, siendo un embargo un proceso que realizarán como ÚLTIMA INSTANCIA.

¡Ojo! Para evitar este tipo de medidas es clave que los deudores no teman en contactarse con la entidad financiera, aunque no tenga recursos para pagar la deuda.