8 tratamientos para evitar la pesadez en las piernas

0
124
8 tratamientos para evitar la pesadez en las piernas
8 tratamientos para evitar la pesadez en las piernas

Mantén tus piernas ligeras también en verano con ejercicio y geles especificos

Con el calor tus piernas pueden hincharse y es normal que aparezcan molestias como la pesadez, el hormigueo, los calambres… Además de vestir ropa cómoda y no muy ajustada, caminar y practicar ejercicios específicos y dormir con las piernas ligeramente elevadas, existen tratamientos para que sientas tus piernas más livianas que nunca este verano.

El calor ejerce un efecto vasodilatador sobre las venas que provoca que tus piernas se hinchen en verano y pesen toneladas… Sobre todo las personas que tienen problemas de circulación pueden sufrir cansancio, hormigueo, pesadez, hinchazón y hasta calambres durante el verano. Para aliviar esa sensación de pesadez y todas estas molestias asociadas sigue estos consejos:

– Evita exponer tus piernas al sol durante mucho tiempo. Las fuentes de calor directo tienen un efecto vasodilatador sobre los capilares y empeoran los problemas de las piernas cansadas.
– Bebe mucha agua. La hidratación es fundamental para nuestro organismo, para hidratar la piel y también para evitar la hinchazón de las piernas. Además de beber agua, puedes hidratarte tomando frutas y verduras frescas.
– Practica ejercicio a diario: nada, monta en bicicleta, haz footing… o simplemente camina todos los días entre 30-45 minutos.
– Si sientes tus piernas pesadas e hinchadas, evita utilizar ropa muy ajustada y desde luego nada de sandalias romanas, por muy de moda que estén.
– Duerme con las piernas ligeramente elevadas. Colocando un cojín es suficiente. Así mismo a lo largo del día, pon las piernas en alto siempre que puedas.
– Evita permanecer durante mucho rato de pie sin moverte o sentada. Tampoco conviene que cruces las piernas cuando estés sentada.
– El agua fría proporciona un alivio inmediato a las piernas cansadas. Aprovecha el verano para terminar tu ducha diaria con agua fría en las piernas, activarás la circulación y combatirás la retención de líquidos, además para la piel el agua fría es como un bálsamo, la deja suave y tersa.
– Aplica geles y cremas específicos para las piernas cansadas. Extiéndelos con movimientos circulares ascendentes desde los tobillos hasta las caderas.