Padre de familia muere en la entrada de posta médica

0
192
Padre de familia muere en la entrada de posta médica
Padre de familia muere en la entrada de posta médica

Testigos aseguraron que enfermera se negó a atenderlo debido a la falta de médicos

Un joven de 22 años falleció en la puerta de una posta médica de Lurín, a donde acudió por auxilio debido a un problema respiratorio. Testigos indicaron que una mujer le cerró la puerta del centro de salud, aduciendo que no había médico para atenderlo.

Hace tan solo unos meses, el peruano Christian Carlos Plácido Corzo llegó desde Venezuela, junto a su esposa e hija de 4 años, escapando de la lamentable crisis que se vive en el país llanero, sin imaginar que en su patria encontraría la muerte.
De acuerdo al testimonio de los indignados vecinos, Plácido llegó a la posta médica ‘Clas-Km 40’, junto a un compañero de trabajo, Domingo Vidal Olortegui Chavarría (47), a bordo de una mototaxi, para pedir atención médica de urgencia.

Sorprendentemente, el personal médico, presuntamente identificada como Miriam Ramírez, se negó a dejar ingresar al hombre que, visiblemente, tenía severos problemas para respirar, aduciendo que no había personal médico.
“El compañero les suplicaba: ‘por favor, atiéndanlo, esa persona se va a morir’. La señora que atendía en la posta dijo: ‘No, porque no hay doctor, qué voy a hacer yo, tengo que cerrar’, y cerró la puerta”, narró una conmovida pobladora.

Instantes después de que se negaran a atenderlo, el joven padre de familia se desvaneció en los brazos de su acompañante, quien rogaba por ayuda para salvarle la vida a su amigo.
Al notar la emergencia, efectivos de la Depincri, ubicada al frente de la establecimiento de salud, realizaron denodados esfuerzos por reanimar al muchacho; sin embargo, este ya había fallecido.

En tanto los familiares de la victima informaron que realizaran una denuncia contra el personal de mencionada posta médica. Asimismo, indicaron que Plácido Corzo, quien trabaja en una empresa de transportes Ficaturs y vivía en San Martin de Porres, padecía de diabetes, más no de algún mal cardiaco, como en un primer momento se deslizó.