Fuerza Popular se cae a pedazos por su soberbia

0
179
Bancada Fuerza Popular
Bancada Fuerza Popular

El partido fujimorista se quedó con 56 parlamentarios de los 73 que alcanzó en los comicios de 2016

La soberbia y el abuso de su poder por los 73 votos que consiguieron en las urnas en las elecciones de 2016, le están pasando la factura y como consecuencia de ello, Fuerza Popular, se cae a pedazos.

Esa es ahora la realidad de Fuerza Popular cuya lideresa, Keiko Fujimori, cumple 36 meses de prisión preventiva. Desde que se inició la legislatura, empezaron a llegar las renuncias de sus congresistas por el verticalismo de algunos de sus miembros antiguos quienes no permitían la intervención de parlamentarios, sobre todo los de provincias.

Aunque el congresista Héctor Becerril, niega que actuaron con soberbia, sus ex compañeros de bancada afirman que la soberbia de algunos fujimoristas era evidente en su comportamiento cuando había reuniones de la bancada.

A la renuncia de Daniel Salaverry, presidente del Parlamento, le siguieron cuatro parlamentarios: Glider Ushñahua, Miguel Castro, Rolando Reátegui y Yesenia Ponce.
Es importante recordar que Castro y Reátegui se mantenían en el partido fujimorista a pesar de que son dos testigos de la Fiscalía en la investigación por presunto lavado de activos que se sigue contra Keiko Fujimori.

Castro señaló que presentó su renuncia “por discrepancias internas con dirigentes” del partido, mientras que Reátegui, opinó lo mismo que su colega hablando sobre las discrepancias internas.

Ponce sostuvo que siempre mostró su “disciplina y lealtad a las decisiones que se obtenían en consenso, aun cuando muchas veces” no estuvo “de acuerdo con ellas”, mientras que Ushñahua sostuvo que decidió renunciar ante “la secuela de hechos y desaciertos políticos” de Fuerza Popular.