Maduro convierte a Venezuela en ‘Estado paria’

0
296
Nicolás Maduro
Nicolás Maduro

La Union Europea, OEA, Estados Unidos, el Peru y la Comunidad internacional no reconocen a nuevo gobierno chavista

Nicolás Maduro tomó juramento ayer en la sede del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela para un nuevo periodo presidencial 2019-2025, con la presencia de toda la plana chavista y de solo cinco mandatarios: Miguel Díaz-Canel (Cuba), Evo Morales (Bolivia), Daniel Ortega (Nicaragua), Salvador Sánchez (El Salvador), Anatoli Bibílov (Osetia del Sur) y delegaciones de Turquía, México, Uruguay, Belice, China y Rusia. Esto demuestra que el nuevo Gobierno de Maduro al frente de Venezuela no es aceptado por la comunidad internacional. Previo a la ceremonia de asunción de mando, la Organización de Estados Americanos (OEA) -donde está incluido el Perú- declaró ilegitimo el gobierno de Nicolás Maduro al considerar que las elecciones del pasado 2017 carecieron de orden democrático.
Del mismo modo, la Unión Europea tampoco reconoce el nuevo mandato de Nicolás Maduro así como los Estados Unidos, Canadá y la Comunidad Internacional.

Esto convierte a Venezuela en un ‘Estado paria’ o ‘país aislado’ para el resto del Mundo –no para sus pocos aliados- muy similar a lo que acontece con Corea del Norte del dictador Kim Jong-un, que por iniciativa propia ha decido apartarse del resto de países a los que considera ‘enemigos’.

Cierre de embajadas

Y el cerco contra Nicolás Maduro parece estrecharse aun más con la decisión del Gobierno del Paraguay de cerrar su embajada en Caracas y retirar a todos sus funcionarios en dicho país caribeño.

Ecuador, por su parte, ha llamado a consulta a su embajador en Caracas por la ilegitimidad en el mandato de Maduro.
Del mismo modo, ayer, la Cancillería peruana llamó a consultas a la encargada de Negocios de su Embajada en Caracas, Rosa Alvarez Nuñez. La medida forma parte de la política de desconocimiento del nuevo presidente que impulsan Perú y otros países latinoamericanos nucleados en el llamado Grupo de Lima.
Finalmente, se prohíbe el ingreso del propio Nicolás Maduro y otros 99 funcionarios chavistas a suelo peruano.