Anciana muere 8 días después de caer de camilla en hospital

0
223
Anciana muere 8 días después de caer de camilla en hospital
Anciana muere 8 días después de caer de camilla en hospital

Octogenaria quedo en coma por traumatismo encefalocraneano grave en Hospital Sabogal a donde se fue para su tratamiento de dialesis

Ingresó a un hospital para mejorar su salud, pero nunca logró salir. María Esther Espinar Palomino, de 81 años, fue al hospital Sabogal, en el Callao, para un tratamiento de hemodiálisis, sin embargo, quedó en coma después de sufrir una caída desde la camilla en la que era trasladada dentro del área de emergencia del nosocomio, de Essalud.

En el video recogido por las cámaras de vigilancia del nosocomio, se puede ver que a la camilla se le sale una rueda, lo que origina la desestabilización de la camilla y posterior caída de María Esther. La paciente había sido ingresada al hospital Sabogal debido a que requería de una sesión de hemodiálisis. Tres días después sufrió la violenta caída al momento que era llevada a emergencias porque presentó una fiebre grave. Ella entró en coma y falleció a los ocho días. Los deudos realizaron una necropsia al cuerpo, en la cual se señala que Espinar Palomino murió a consecuencia de un “traumatismo cráneo encefálico” debido a un “agente contundente duro de gran potencia”.Sin embargo, Humberto Zanelli, director gerente de la Red Sabogal, respondió que no se puede afirmar que esa sea la causa y lo catalogó como un “evento adverso”. Lo que llama la atención es que negara que existan imágenes del accidente, pero a los pocos minutos, ante la evidencia, reconoce que el Comité Administrativo Disciplinario del nosocomio ya le había informado que sí tenían ese video hace una semana.

Contrariamente, el gerente general de Essalud, Alfredo Barredo, desestimó un comunicado antes publicado de parte de su institución y dejó claro que serán firmes con las sanciones que tomarán.

Otro punto en cuestión es que el hospital Sabogal firmó dos contratos más, en diciembre pasado, con el consorcio conformado por las empresas Engeandina y Technological Solutions of the World, que estaban encargadas de efectuar el mantenimiento a los equipos del centro médico, incluida la camilla donde se cayó la octogenaria mujer.
Las hijas de María Esther Espinar decidieron denunciar el hecho, el cual viene siendo investigado por la Primera Fiscalía del Callao.