Mujer muere siete días después de recibir brutal golpiza

0
102
Mujer muere siete días después de recibir brutal golpiza
Mujer muere siete días después de recibir brutal golpiza

PAREJA LE DIO DE PUÑETES Y LE AVENTÓ TELEVISOR . QUEDÓ EN LIBERTAD Y DESAPARECIÓ CON SU HIJO, ASEGURA FAMILIA DE VÍCTIMA

Otro feminicidio se registró en el país. Una mujer que fue cruelmente golpeada por su pareja murió  la madrugada de ayer en un hospital de Lima. La madre de la víctima comentó que  lugar de ser trasladada al centro médico, su hija estuvo un día en la comisaría porque el hombre dijo que ella también lo había atacado.

Erika Oblitas Morales, de 37 años, fue trasladada, al Hospital Arzobispo Loayza, desde el pasado 3 de junio, ingresó con heridas en la cabeza, varios moretones en los brazos y otras partes del cuerpo luego que el padre de su menor hijo la golpeara salvajemente, incluso  le había lanzado el televisor a la cabeza, sostuvo Lilian Isabel Morales Vargas, madre de la fallecida.

Tras la brutal golpiza ambos fueron a la comisaría, allí ella permaneció casi un día, pues Miguel Antonio Benítez Arana,  dijo a la Policía que ella también lo había agredido.  No fue hasta que Oblitas Morales comenzó a descompensarse que fue trasladada al nosocomio, donde falleció el último  lunes, contó su afligida madre.

MADRE DE LA VÍCTIMA PIDE JUSTICIA

En medio de su tristeza Lilian Morales, pidió justicia para que el agresor de su hija reciba una condena por el terrible hecho.

“Pido a la ministra (de la Mujer) que no quede impune, porque la vida de mi hija, ya nadie me lo va a devolver. Quiero que se pudra, que se haga justicia con este hombre”, manifestó.

Ella aseguró que la policía lo detuvo, sin embargo, lo dejó libre horas después. “Como la policía ha podido dejarlo libre, a mi hija la han metido al calabozo, inconsciente, yo decía llévenla. Ella ha comenzado a convulsionar y ahí recién han llamado a su papá. Mi hija no es epiléptica, estaba sana y era buena, dedicada a su casa y a sus hijos”, afirmó.

Además contó que su hija estuvo en coma hasta que los golpes en la cabeza le produjeron la muerte. La causa del fallecimiento fue un enema cerebral provocado por los coágulos de sangre. Erika Lizbeth, era madre de una adolescente de 14 años y un niño de 4. El pequeño se encuentra desaparecido. El padre, quien se encuentra no habido, se lo llevó a pesar de haber sido denunciado.