2,600 bodegas decidieron cerrar por ser extorsionadas

0
818
2,600 bodegas decidieron cerrar por ser extorsionadas
2,600 bodegas decidieron cerrar por ser extorsionadas

CONSTANTE AMENAZA DELICTIVA PROVOCÓ QUE PEQUEÑOS EMPRESARIOS PREFIERAN DEJAR SUS NEGOCIOS

En Perú, los pequeños empresarios bodegueros se ven forzados a cerrar sus negocios debido a extorsiones e inseguridad. Andrés Choy, presidente de la Asociación de Bodegueros, reveló que en 2023, 2,600 de 22,000 bodegas asociadas cerraron por la amenaza delictiva.

El distrito con más extorsiones es San Juan de Lurigancho, siendo Lima Norte la zona más problemática. El impacto de esta situación trasciende el ámbito comercial, afectando también a las familias de los bodegueros, quienes sufren violencia y demandas de pagos exorbitantes para salvaguardar sus vidas.

Choy instó a las autoridades a revisar y actualizar las sanciones ante las nuevas modalidades delictivas, las cuales no están contempladas en la legislación actual. “El problema no es solo policial; implica al Poder Judicial, la Fiscalía y los congresistas, que deben modificar las leyes. A menudo, nuestras denuncias por amenazas no prosperan porque el marco legal no las reconoce como delito”, argumentó.

La liberación de delincuentes por parte de la Fiscalía y el Poder Judicial, bajo el argumento de que los actos constituyen faltas menores, fue otro punto crítico mencionado por Choy. Esta situación minimiza la gravedad de las extorsiones y otras formas de violencia, dejando a las víctimas en una posición de vulnerabilidad.

Leer también [La Victoria: Joven Sobrevive tras apuñalarse]

“Este tema escala rápidamente. Hemos visto socios fallecidos, heridos o extorsionados”, lamentó Choy. La urgencia de un cambio legal es palpable, buscando no sólo castigar, sino prevenir eficazmente la extorsión y garantizar la seguridad de los bodegueros y sus familias.