Asesino era millonario

Asesino era millonario

Ganaba miles de dolares de apuestas en casinos

Stephen Paddock fue descrito como un residente local por la policía, con una casa en Mesquite, en el estado de Nevada, a una hora al noreste de Las Vegas. Su residencia fue reportada como 1372 Babbling Brook Court, en una comunidad de jubilados llamada Sun City Mesquite. En esa vivienda vivía al lado de su esposa Marilou Danley. La pareja no tenía hijos.

De acuerdo a la familia de Paddock, éste era un inversor multimillonario en el sector inmobiliario. Sus vecinos señalaron que Paddock solía frecuentar casinos de la localidad y de Las Vegas por días enteros y obtener ganancias por ciento de miles de dólares.

Sus registros muestran que era un piloto que llegó a tener dos avionetas propias. Incluso, en los años 80 trabajó para la industria militar aérea en Lockheed Martin. Sobre este último punto, la policía indica que fue por su relación con la industria militar que logró comprar las poderosas armas que usó para el ataque.

De acuerdo a su historial familiar, se pudo conocer que su padre, Benjamín Paddock, estuvo buscado por el FBI en la década de los 60 por ser asaltante de bancos, delito por el cual fue sentenciado a 20 años de prisión.

Las autoridades de la época lo describían como un psicópata diagnosticado, con tendencias suicidas y, por lo tanto, “extremadamente peligroso”. Fue capturado en la década de los ochenta.

Artículos Similares