Papa Francisco prohíbe fumar en el Vaticano

Papa Francisco prohíbe fumar en el Vaticano

Ciudadanos, turistas, diplomáticos no podrán comprar cigarrillos en la santa sede

En una medida sin precedentes, el papa Francisco ha prohibido la venta de tabaco en el Vaticano. A partir de 2018 los residentes, diplomáticos y empleados de la Santa Sede que deseen seguir fumando, deberán cruzar los escasos metros que limitan el territorio del Estado del Vaticano para comprar cigarrillos en los estancos de Roma. “El motivo es muy simple”, ha asegurado en un comunicado el portavoz vaticano, Greg Burke. “La Santa Sede no puede colaborar con una práctica que perjudica claramente la salud de las personas”.

Un negocio que, como recuerda Burke, causa la muerte de más de siete millones de personas en el mundo cada año, según la Organización Mundial de la Salud.
Hasta ahora el ‘estanco del Papa’ recibía la vista regular de sacerdotes y obispos, no sólo de Roma, que aprovechaban su paso por el Vaticano para comprar cigarrillos y hasta puros cubanos a un precio muy conveniente comparado con lo que se paga en Italia, ya que el establecimiento, donde también se pueden adquirir vinos y licores, no paga impuestos en el país transalpino.

Artículos Similares