Rusos prueban la ‘madre de los misiles intercontinentales’

Rusos prueban la ‘madre de los misiles intercontinentales’

El RS-24 es capaz se tranportar 3 cabezas nucleares y romper escudo antimisiles de los Estados Unidos

Tampoco quiere quedarse atrás de los Estados Unidos y Corea del Norte. Rusia efectuó ayer con éxito el lanzamiento de prueba de un misil balístico intercontinental RS-24 (Yars), que fue lanzado desde el cosmódromo de Plesestsk (800 kilómetros al norte de Moscú), informó el Ministerio ruso de Defensa.

El ICBM, como se conoce a este tipo de proyectiles por sus siglas en inglés, alcanzó con éxito su objetivo en el polígono de Kurá, en la península rusa de Kamchatka, a unos 5.600 kilómetros de distancia.

La prueba tuvo como objetivo principal comprobar la fiabilidad de un lote de misiles de clase similar (SS-27 Mod 2, según terminología de la OTAN), que son, a su vez, una versión modernizada del Tópol-M, que entró en operaciones en 2010, destacó la agencia rusa Sputnik.

Rusia sostiene que el misil balístico RS-24, capaz de transportar tres o más ojivas nucleares, puede superar sin problemas el escudo antimisiles estadounidense. Por ello, este proyectil es considerado por los especialistas como la ‘madre de todos los misiles intercontinentales’.
En medio de una tensión entre Rusia y Occidente por la crisis de Ucrania, sin precedentes desde la caída de la Unión Soviética, Moscú ha incrementado sensiblemente el número de ensayos de sus armas nucleares.

Los misiles intercontinentales, los submarinos nucleares y la aviación estratégica conforman la tríada nuclear rusa en su programa de rearme, que contempla el gasto de unos 700.000 millones de dólares en armamento hasta 2020. “El objetivo principal del lanzamiento es comprobar la fiabilidad de una partida de misiles de esta misma clase. Los bloques experimentales llegaron a la zona prevista en el polígono Kura en la península de Kamchatka. Los objetivos marcados se han conseguido plenamente”, señala un comunicado del ministerio.

Artículos Similares