Afecciones a la piel y pescados en mal estado por desechos químicos

0
161
Pucusana
Pucusana

VECINOS DENUNCIA A ARCA CONTINENTAL LINDLEY POR PONER EN RIESGO LA SALUD PÚBLICA

La preocupación se acrecienta entre los moradores de Pucusana, pues el arrojo de desechos químicos que realiza  la Corporación Arca Continental Lindley en el referido distrito, viene afectando a la fauna marina y a la salud de los pobladores.  Según denuncias ya se han registrado los primeros casos de afecciones a la piel, y la carne de pescado, en algunos casos  no se puede consumir, por estar contaminadas, privando a la población de una de sus principales fuentes de alimentación.

En un recorrido efectuado por dicha zona, se pudo constatar el mal estado de las riberas del muelle de pescadores, que además manaban fuertes olores y con una marcada zona negruzca producto al parecer de la contaminación de los desechos químicos de su planta de embotellamiento de bebidas gaseosas.

María Requena, vecina del lugar precisó: “La  playa está peor. Mi hermano trabaja como pescador y tiene que irse junto a sus compañeros por siete días a altamar, bien al fondo, porque pescar cerca no es dable ya que los pescados salen oliendo feo y muchas veces hasta muertos. Eso, implica que tengamos que gastar en agua, comida, atunes, galletas para que puedan resistir tantos días pescando lejos de casa. Cualquiera que se acerque al muelle puede percibir que muchos chicos trabajan con tapabocas porque pareciera que hubiese como una filtración en las laderas del cerro que se siente un olor insoportable”.

Por su parte, Edilberto Pérez manifestó que un sobrino suyo y dos amiguitos más presentaron erupciones en la piel luego de meterse a la playa y que tuvieron que gastar en cremas para poder curarlos.

“Es increíble que además de dejarnos sin agua potable, no podamos ni dejar a nuestros niños que jueguen en la playa porque terminan con ronchas y manchas en la piel y hay que gastar lo poco que tenemos en comprar cremas para curarlos. Hasta cuándo esa empresa va a hacer lo que quiere con nosotros. No es justo. Ganan un montón de plata y no se preocupan por la gente”, espetó.

ENFERMOS, SIN COMER Y LO PEOR SIN AGUA POTABLE

El vía crucis de los habitantes de Pucusana se origina según el  Frente Único en Defensa de los Pueblos de Pucusana (FUDEPPUC)  cuando Lindley se queda con varias hectáreas que incluyen dos pozos para explotación de agua potable destinado a la población.

“Sabiendo que ese proyecto del 2007 para la explotación de dos pozos era para que los asentamientos humanos tuvieran agua potable por 30 años ininterrumpidos, Lindley aparece el 2010 y en complicidad con malos alcaldes y con documentos fraguados, se hace de los terrenos donde se encontraban estos pozos y les da uso industrial, dejando a la población si n acceso a este líquido vital”, acusó José Luis Yataco, expresidente del FUDEPPUC y que viene luchando por dotar de agua a su distrito.

“Lindley hace su proyecto de agua y descarga todo a la vuelta, en la zona de playa han hecho un emisor submarino que desemboca todos sus desechos químicos de la producción de sus gaseosas solo a 30 metros cuando debería ser a 300 metros hacia adentro. Está matando la pesca”, acotó.

Como se recuerda , según informe difundido el domingo pasado,  el FUDEPPUC denunció que pese a que en el año 2007, durante el mandato del extinto expresidente de la República, Alan García Pérez, el mencionado distrito iba a ser beneficiado con la “Ampliación y Mejoramiento de los Sistemas de Agua y Alcantarillado para el Esquema Pucusana”, extrañamente la Corporación Lindley adquirió los terrenos que iban a ser destinados para la edificación del Conjunto Habitacional El Olivar que contenían los Pozos Tubulares PP4 y PP5- de gran capacidad para la producción de agua potable- y actualmente utilizan y explotan dicho recurso hídrico en forma indiscriminada para la elaboración de bebidas gaseosas a través de su megaplanta dejando sin este vital elemento a más de 26 mil habitantes. “Vamos a tener que consumir agua desalinizada o sea con boro que causa daños cáncer y daños a la piel”, acotó.