Alec Baldwin se lava las manos en  la muerte de fotógrafa en set de grabación

0
1858
Alec Baldwin
Alec Baldwin

El actor lanzó una contundente ofensiva legal para liberarse de cualquier responsabilidad por la muerte de la directora de fotografía Halyna Hutchins mientras se filmaba la película Rust. El actor volvió a señalar a través de un escrito que no debería ser señalado como culpable de la tragedia en el set y sacó a relucir una cláusula del contrato que lo une al film como protagonista y productor que lo protege de cualquier acusación relacionada con el tema, tanto actual como futura, en supuestos casos de “negligencia y/o mala conducta intencional”, incluyendo el pago de costas, indemnizaciones y honorarios judiciales.

CULPA A LOS OTROS PRODUCTORES Y AL ASISTENTE DE DIRECCIÓN DE LA PELÍCULA

Con ese argumento, presentó a través de su abogado su abogado Luke Nikas una demanda contra los otros productores de la película, a quienes identifica con nombre propio (Ryan Smith) y el de una empresa (Rust Productions). Baldwin también responsabiliza directamente por la tragedia a la armera de la película, Hannah Gutiérrez-Reed, y al asistente de dirección, Dave Halls, quienes le aseguraron al entregarle el arma que provocó la tragedia que no estaba cargada con balas de verdad.

En el escrito presentado por su abogado, Baldwin dice que no era responsabilidad suya comprobar la veracidad de esos dichos.

Familia de fotógrafa  denuncia por homicidio a Alec Baldwin

Un largo caso judicial

Los seis productores de Rust, incluido Baldwin, fueron acusados hace un mes por el homicidio culposo de Hutchins en los tribunales de Nuevo México, jurisdicción en la que ocurrieron los hechos. Esa demanda fue presentada por la familia de la directora de fotografía, trágicamente fallecida el 21 de octubre de 2021 cuando recibió a muy corta distancia el disparo accidental del arma que manejaba Baldwin durante el ensayo de una escena.

En la presentación, que resume y detalla como nunca hasta ahora todo lo que ocurrió alrededor de la muerte de Halyna Hutchins y de la filmación de Rust en Nuevo México, Baldwin cuenta que nunca participó en la contratación de la cuestionada armera. También afirma que acordó un pago de 250.000 dólares por su doble trabajo como productor y actor protagónico, y que devolvió a la producción de Rust 100.000 de esos dólares como “inversión” para que la película pudiera hacerse.

La demanda indica que Gutiérrez Reed, responsable de la seguridad de las armas de fuego en el set, había colocado el revólver en un carro de utilería. De allí lo tomó Halls y se lo entregó a Baldwin. “Reed afirmó haber revisado personalmente todos los proyectiles para asegurarse de que estuvieran seguros y luego los cargó en el revólver. Reed no le ordenó a Baldwin que revisara el arma. De hecho, le dijo a Baldwin que era su trabajo revisar el arma y no el de él”, agrega el abogado del actor.

“Este es un caso raro en el que el sistema colapsó y alguien debería ser considerado legalmente culpable por las trágicas consecuencias del hecho. Esa persona no es Alec Baldwin”, señala la presentación firmada por Nikas. Al apuntar ahora contra los otros productores, el actor quiere deslindar toda responsabilidad en el episodio. Allí señala que, según el contrato que lo acredita como productor ejecutivo de Rust, no tiene ninguna responsabilidad con el “día a día de la producción” de la película, la búsqueda de inversores o la planificación de los gastos, tareas que le correspondieron a Smith.

Baldwin, a través de su letrado, también reveló por primera vez que tenía la intención de llegar a un acuerdo con Matt Hutchins, viudo de Halyna, con el propósito de crear un fondo de compensación económica para la familia. Con ese motivo había impulsado la idea de reanudar el rodaje de la película.

Leer también [Charly Garcia internado con pronóstico reservado]

En la presentación, Baldwin también objeta algunas conductas del viudo de la directora de fotografía. Dice que antes de que Matt Hutchins rompiera el silencio y cuestionara al actor durante una entrevista televisiva, las conversaciones entre ambos habían sido “educadas, colaborativas y, en ocasiones, hasta cálidas”. Pero ahora el actor afirma que “los planes que teníamos de terminar la película y canalizar sus ganancias hacia un fondo benéfico para Hutchins y su hijo lamentablemente se han derrumbado como resultado de la demanda por homicidio culposo y estas declaraciones públicas”.

La respuesta de la familia Hutchins no tardó en llegar. “Alec Baldwin una vez más está tratando de evitar la responsabilidad de sus acciones imprudentes, antes y después del 21 de octubre, que resultaron en la muerte de Halyna Hutchins”, dijo Brian Panish, abogado de la familia de la fallecida directora de fotografía. “Es vergonzoso que Baldwin afirme que la decisión de Hutchins, al presentar una demanda por homicidio culposo, haya descarrilado la continuidad de Rust. La única acción que puso fin a la producción de la película fue el asesinato de Halyna Hutchins a manos de Baldwin”, sentenció el letrado.