Denuncian siniestro plan de Putin contra ucranianos

0
909
Vladimir Putin
Vladimir Putin

A casi ocho meses del inicio de la invasión rusa, y mientras las fuerzas ucranianas llevan a cabo una férrea contraofensiva para recuperar territorios ocupados, cada vez son más estremecedoras las denuncias sobre los brutales métodos de tortura, ejecución y ataque por parte de las tropas de Vladimir Putin. Los casos que se han documentado hasta el momento -todavía quedan miles por conocer- no dejan dudas de que el jefe del Kremlin está cometiendo un “genocidio” en territorio ucraniano.

ASEGURAN QUE  TIENE PLANEADO USAR EL INVIERNO BOREAL PARA DEJARLOS MORIR DE HAMBRE Y FRÍO

Así se manifestaron activistas ucranianos durante una conferencia virtual,, organizada por la embajada de Estados Unidos en Guatemala. Los oradores fueron William W. Popp (embajador de EEUU en Guatemala); Hanna Hopko (experta en derechos humanos y fundadora de la “National Interest Advocacy Network”); Maria Kurinna (defensora de derechos humanos); e Illia Ponomarenko (periodista de defensa y seguridad del Kyiv Independent).

La agresión rusa debe ser reconocida como un genocidio” por parte de la comunidad internacional, afirmó Hopko, quien también supo desempeñarse como diputada de su país.

“Todo lo que está sucediendo en el país es genocidio. Los países deben apoyar la lucha que tiene Ucrania por su libertad, y respaldar la soberanía ucraniana. Desde 1991 cuando la URSS fue desintegrada, fue una derrota para el comunismo, y salimos del colonialismo. Una victoria ucraniana sería importante para frenar estas prácticas colonialistas de la Federación rusa”, agregó.

La activista, quien comentó que hace ocho años -desde el inicio de la invasión rusa con la anexión de Crimea- viene velando por los derechos humanos, indicó que esta no es una guerra contra Ucrania, sino “contra todas las naciones civilizadas”. Por eso, aseveró que “el mundo va a ser más seguro” con una victoria de Kiev.

Recordó que el genocidio de Putin lleva 238 días, en los que las tropas invasoras han tratado de “destruir el apoyo”: “Rusia ha conducido casi 200 tanques en 11 días, imagínense cuántos civiles han muerto en esos días; también ha utilizado misiles balísticos, drones kamikazes, como los provistos por Irán…”.

Ponomarenko indicó que Ucrania se está enfrentando a un “dictador” que busca “venganza con todo el mundo”. Comentó, además, que el mandatario ruso, pese a los malos resultados que vienen obteniendo sus tropas, “solo quiere mantenerse en el poder”.

Kurinna, quien forma parte de un grupo de activistas que se dedica a documentar desde hace ocho años las violaciones a los derechos humanos, afirmó que en los últimos meses las tropas de Putin incrementaron “sus métodos de terror” en las regiones ocupadas, a través de detenciones ilegales, deportaciones forzosas, torturas en sótanos, y violencia sexual hacia mujeres, niños y hombres.

Según indicó, su organización (5AM) logró documentar más de 320 casos de desapariciones forzadas hacia fines de septiembre. Pero aclaró que a medida que se van recuperando territorios ocupados, se van documentando “muchos más”. Sobre las cifras de deportados forzosos reconoció que “es difícil estimar”. El embajador Popp, quien indicó que más de 14 millones de ciudadanos se vieron obligados a huir de sus hogares, agregó que el proceso de deportaciones forzosas “se conoce como filtración”, mientras el Kremlin utiliza su maquinaria de propaganda para hacer creer que se trata de ucranianos que solicitaron ser enviados a suelo ruso.

Kurinna afirmó que toda la evidencia que su organización logra documentar la envía a la Corte Penal Internacional, además de contribuir al trabajo de la Fiscalía general. Destacó, asimismo, que cuenta con numerosos expertos y con el apoyo de especialistas internacionales.

Hopko, quien subrayó que la comunidad internacional debe declarar a Rusia como un estado promotor del terrorismo, consideró vital llevar a la justicia internacional a Putin y a la cúpula de su régimen por las atrocidades cometidas en Ucrania: “Tiene que haber un castigo en la Corte Penal Internacional”.

Durante la conferencia también se abordó un tema que genera preocupación en ambos actores del conflicto armado: la llegada del invierno. Las bajas temperaturas y las nevadas dificultarán las labores de los ejércitos.

Leer también [China piensa apoderarse de Taiwán en el corto plazo]

La activista y ex diputada ucraniana dijo que la estrategia de Putin es atacar la infraestructura crítica, como la alimentaria y la energética, “para que la gente tenga hambre y se quede sin electricidad antes del invierno, y así mueran personas de hambre o congeladas”.

Ponomarenko estimó que a nivel militar no bajará la actividad, pese al crudo invierno. En tanto, opinó que se verá lo que se podría llamar “la guerra de la logística”: “Porque el invierno es un reto adicional, mantener a las tropas, la ocupación. Los ucranianos hemos venido siendo mejores que los rusos en logística. Para el invierno serán necesarias muchas cosas”. Según su perspectiva, esa logística en el campo de batalla, “va a definir todo el panorama para el resto de la guerra”.