En estas películas puedes ver la catedral de Notre Dame

0
311
Jorobado de Notre Dame
Jorobado de Notre Dame

LA CATEDRAL DE NOTRE DAME SUFRIÓ DAÑOS POR UN INCENDIO, PERO QUEDA SU LEGADO HISTÓRICO QUE INSPIRÓ A CINEASTAS

 

El 15 de abril del 2019  a las 18:43 hora local,  quedará marcado en la memoria de los habitantes de París. Miles de residentes, así como muchos turistas, fueron testigos en directo del devastador incendio de la catedral de Notre Dame, uno de los sitios históricos más visitados del mundo. Provocando el derrumbe de su aguja y sumiendo al centro de la capital francesa en una espesa cortina de humo.

Más de 500 bomberos trabajaron toda la noche para controlar el incendio. En un momento se temió que todo el edificio quedaría envuelto en llamas ya que el fuego alcanzó uno de los campanarios principales, el incendio fue extinguido 12 horas más tarde, sin poder salvar la aguja que fue reemplazada en el siglo XIX en el marco de una remodelación previa. La aguja estaba hecha de roble cubierta de plomo y se derrumbó justo antes de las 8:00 de la noche.

En este recinto histórico quedaron grabados miles de escena las cuales fueron llevadas a las pantalla grande (cine) teniendo como principal película El Jorobado de Notre Dame que se estrenó en 1996.  Una  película inspirada en la obra homónima de Víctor Hugo, el protagonista, Quasimodo, reside en la catedral.

 Otra recordada película es “la Bella y la Bestia” que se estrenó en el 2017, protagonizada por Emma Watson, en donde se ve la catedral desde el recinto que ella vivía con sus padres.

 

La cinta anima de Disney/ Pixar “Rataouille” (2007) presenta dos cameos de Notre Dame. El primero es cuando Skinner manda a Linguini a que se deshaga de la rata Remy y el segundo es cuando el mismo personaje está vigilando muy de cerca de Linguini luego de ser nombrado dueño del restaurante de Gusteau.

 

Y por último Van Helsing (2004): Hugh Jackman es el protagonista de esta película que desarrolla su trama en el paisaje de la catedral. Podemos ver una escena en la que se ve la iglesia en el momento en el que Van Helsing escucha el grito de una mujer. Ahí se dirige al otro lado de París y en ese lapso se lleva a cabo el recorrido del personaje con un plano general de Notre-Dame.