Hipertensión Arterial

0
780
Hipertensión Arterial
Hipertensión Arterial

Por el Dr. Jorge Luis López Zumaeta

(Bioquímico Naturista – Especialista en Medicina Natural Científica)

La hipertensión afecta a mil millones de personas en el planeta. Es una enfermedad mortal no contagiosa, que ocasiona la muerte a 9 millones de personas anualmente, cuando no las discapacita.

El diagnóstico de hipertensión arterial no es complicado. Sin embargo más del 50 % de los afectados lo ignoran y sólo un mínimo porcentaje lleva un tratamiento adecuado.

1.- ¿Qué es la hipertensión arterial?

La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a su cuerpo. Hipertensión es el término que se utiliza para describir la presión arterial alta.

Se caracteriza por presentar en los pacientes una presión arterial sistólica de 140 mmHg o mayor, así como presión arterial diastólica de 90 mmHg o mayor.

2.- ¿Cuáles son los síntomas?

Las revisiones regulares de la presión arterial es vital, ya que generalmente no habrá síntomas que le avisen de la enfermedad. De hecho, esta enfermedad es conocida como “el asesino silencioso”.

Se sabe que la presión arterial suele provocar sudores, ansiedad, problemas de sueño y enrojecimiento. Sin embargo, en la mayoría de los casos, no aparecerá ningún síntoma.

3.- ¿Cuál es la Clasificación de la hipertensión arterial?

Existen distintas clasificaciones de la hipertensión arterial así como del riesgo de desarrollarla. Por lo general, la hipertensión arterial se clasifica de la siguiente manera:

Grupo A. Pacientes con cifras de tensión arterial normal alta, sin presentar daños en el órgano blanco. Estos son candidatos a precisar seguimiento por un año, durante el cual se indicará, en primer lugar, al paciente que realice las modificaciones necesarias en su estilo de vida, para asegurarse de tener un estilo saludable, y, en segundo lugar, se realizará un monitoreo de las cifras tensionales a lo largo de dicho periodo.
Grupo B. Pacientes que no tienen daño en el órgano blanco pero presentan uno o más factores de riesgo cardiovascular. En este grupo se encuentra la mayoría de los afectados. A este grupo, el médico les pautará un tratamiento farmacológico.
Grupo C. Pacientes con daño en el órgano blanco. Estos presentan tensión de normal a alta, pero con más de 3 factores de riesgo de enfermedad renal, diabetes o insuficiencia cardíaca. De igual forma se indica un tratamiento médico así como realizar cambios en el estilo de vida, si fuesen necesarios.

4.- ¿Por qué es un factor de riesgo?

La hipertensión supone una mayor resistencia para el corazón, que responde aumentando su masa muscular (hipertrofia ventricular izquierda) para hacer frente a ese sobreesfuerzo. Este incremento de la masa muscular acaba siendo perjudicial porque no viene acompañado de un aumento equivalente del riego sanguíneo y puede producir insuficiencia coronaria y angina de pecho. Además, el músculo cardiaco se vuelve más irritable y se producen más arritmias.
En aquellos pacientes que ya han tenido un problema cardiovascular, la hipertensión puede intensificar el daño.
Propicia la arterioesclerosis (acúmulos de colesterol en las arterias) y fenómenos de trombosis (pueden producir infarto de miocardio o infarto cerebral). En el peor de los casos, la hipertensión arterial puede reblandecer las paredes de la aorta y provocar su dilatación (aneurisma) o rotura (lo que inevitablemente causa la muerte).

5.- ¿Cómo afecta la presión arterial al cerebro?

Cuando las arterias se vuelven rígidas y estrechas, el riego sanguíneo resulta insuficiente y provoca la aparición de infartos cerebrales (ictus o accidente vascular cerebral isquémico). La elevación de la presión arterial también puede causar la rotura de una arteria y ocasionar una hemorragia cerebral (ictus o accidente vascular cerebral hemorrágico).

6.- ¿Cómo afecta la presión arterial a los riñones?

La hipertensión causa rigidez en las arterias que suministran la sangre a los riñones. Pero también perjudica al propio riñón, lo que puede desembocar en una insuficiencia renal que incluso requiera diálisis. Por otro lado, si el riñón resulta dañado se puede producir un aumento de la presión arterial.

7.- ¿Qué relación existe entre diabetes e hipertensión?

La diabetes o la prediabetes (síndrome de resistencia a la insulina) tienen otros trastornos asociados, como la aparición frecuente de alteraciones del colesterol, triglicéridos, elevación del ácido úrico, todos ellos factores de riesgo para la enfermedad hipertensiva.

8.- ¿Cómo afecta la presión arterial a otros órganos?

Si afecta a las arterias de las piernas causa dolor al caminar.
Si daña las arterias de la retina provoca alteraciones en la visión.
En los hombres puede ser causa de impotencia.
9.- La hipertensión arterial también afecta a niños y adolescentes: ¿por qué aparece?

La HTA es un problema creciente entre los niños y adolescentes. En los últimos años, el riesgo entre estos grupos de sufrir hipertensión arterial se ha incrementado casi un 30 %. Cada vez hay un mayor número de jóvenes que presentan un nivel de tensión arterial alta, con el peligro que ello supone.

Las principales causas de este incremento son el sobrepeso y la elevada ingesta de sal.

En los últimos años ha aumentado en Perú la incidencia de accidentes cerebrovasculares en la infancia y adolescencia.

10.- ¿Por qué la sal aumenta la presión arterial?

El consumo excesivo de sal interfiere con un mecanismo de seguridad natural del cerebro que impide que la presión arterial se eleve, es decir, desregula un circuito del hipotálamo y hace que se libere una cantidad excesiva de una hormona antiduirética (la vasopresina) lo que resulta en un aumento de la presión sanguínea o hipertensión.

Una cucharadita de sal representa aproximadamente 2,300 mg de sodio. El cuerpo solo necesita 200 mg de sodio por día. La persona promedio en el mundo consume aproximadamente de 3,000 a 3,600 mg de sodio al día.

En condiciones normales, cuando la presión arterial se eleva, una terminación nerviosa situada en la arteria aorta, denominada barorreceptores, envían señales a las neuronas que producen vasopresina para que dejen de liberarla. Sin embargo, una alta ingesta de sal estropea este mecanismo de seguridad cerebral que es el que regula e impide una elevación de la presión.

11.- ¿En qué medida afecta la hipertensión a las mujeres que tienen su primer embarazo?

Es distinto el problema de una mujer hipertensa que se queda embarazada, que el de una normotensa. En el primer caso, suelen tener la tensión alta ya desde el primer trimestre.

La tensión alta propia del embarazo suele aparecer más adelante, a partir del tercer mes, y generalmente está provocada por una retención excesiva de agua y sal. No obstante, existe un reducido número de embarazadas cuya presión se eleva bruscamente antes de dar a luz (preclampsia o eclampsia). Esto puede dar lugar a complicaciones, por lo que suele estar indicada la cesárea.

12.- ¿Cuál es el tratamiento para combatir la enfermedad una vez establecida?

Cambiar el estilo de vida es muy importante en el control de la presión arterial alta. El médico puede recomendar los siguientes cambios en el estilo de vida:

Llevar una dieta con menos sal saludable para el corazón
Realizar actividad física regular
Mantener un peso saludable o perder peso si tienes sobrepeso u obesidad
Limitar la cantidad de alcohol que consumes
Sin embargo, en ocasiones los cambios en el estilo de vida no son suficientes. Además de la dieta y el ejercicio, es posible que el médico recomiende medicamentos para bajar la presión arterial.

El valor objetivo del tratamiento para la presión arterial depende del estado de salud que tengas.

Natura Vital ofrece:

DXSAN1.- DXSAN:

Es un producto que limpia, purifica, desintoxica la sangre, combate enfermedades de los riñones, el hígado, páncreas, la vesícula, este excelente producto es utilizado en casos de dolores de cabeza, zumbidos a los oídos, varices, hemorroides, calambres.

Por otro lado, también puede ofrecer el:

2.- CARDIOTONIC:

Cardio TonicEs un producto hecho a base de ajos hidroalcoholico, que dilata las arterias, las venas, limpiando las paredes internas de las arterias para que pueda haber una mejor circulación, estos productos son del POLICLINICO NATURA VITAL

Alimentos que ayudan a controlar la hipertensión

En general todas las frutas y verduras ayudan a controlar la tensión porque son ricas en fibra y potasio, pero los alimentos siguientes son especialmente útiles en este sentido porque tienen propiedades especiales que protegen tus arterias.

1.- Pepino

Un pepino grande tiene 442 mg de potasio, un mineral muy necesario para controlar la tensión.

Cuando la presencia en la dieta de este mineral es baja, el cuerpo, para equilibrarse, empieza a retener sodio, que es como si siguieras una dieta rica en sal.

2.- Kéfir

Una reciente investigación ha demostrado que beber kéfir con regularidad puede ser beneficioso para combatir la hipertensión arterial.

El kéfir está considerado un probiótico, como el yogur, ya que aporta microorganismos vivos beneficiosos a la flora intestinal.

Se sabe que un desequilibrio de las bacterias de la microbiota aumenta el riesgo de sufrir hipertensión.

3.- Ajo

El ajo puede reducir la presión sistólica (la alta) de forma considerable.

Además de incluirlo en tu alimentación, los suplementos a base de este alimento pueden servir de ayuda si se sufre hipertensión.

4.- Plátano

Esta fruta tropical tan común en nuestra dieta es súper rica en potasio. Un plátano proporciona el 12% del potasio que necesitas a diario. También aporta calcio y magnesio.

Una buena idea es tomarlo como tentempié entre horas.

 5.- Arándanos

Tomar una ración a la semana reduce el riesgo de hipertensión en un 10%.

Esta acción se debe a las antocianinas que contiene, un tipo de flavonoides con propiedades cardioprotectoras.

6.- Hierbas aromáticas

Aparte de los antioxidantes que contienen que actúan como barrera protectora frente a los radicales libres, las hierbas te convienen porque:

Son un perfecto sustituto a la sal ya que dan sabor a los alimentos para que disfrutes de ellos sin añadir sodio.

7.- Kiwi

Tres kiwis al día ayudan a reducir la hipertensión, según la Asociación Americana del Corazón.

La razón es múltiple: es diurético, rico en fibra y aporta antioxidantes como la luteína que cuidan tus arterias.

LOS BUENOS HÁBITOS MUEVEN MONTAÑAS

La alimentación, junto con el ejercicio, deberían ser los principales pilares para controlar la presión arterial. De hecho, hay estudios que demuestran que seguir una dieta equilibrada y realizar actividad física pueden evitar la tomar de fármacos.

BEBIDAS PARA LA PRESIÓN ALTA

Bebidas en ayunas

Las siguientes bebidas naturales pueden ayudar a bajar la presión alta, así como nutrir el organismo. En su mayoría, están conformadas por ingredientes muy fáciles de conseguir (tanto en nuestra cocina como en el supermercado) y, por otra parte, son de sencilla realización.

El zumo de limón diluido en abundante agua es uno de los remedios más populares para combatir la hipertensión, sin embargo, se puede preparar de otra manera, para variar. Se corta un limón en rodajas, sin retirar la cáscara ni las semillas, se añade un puñado de perejil fresco y se procesa en la licuadora hasta obtener una mezcla homogénea.
En un recipiente coloca una cebolla pequeña troceada, siete dientes de ajo y el zumo de un limón. Añade agua hasta que todos los ingredientes estén cubiertos y deja reposar toda la noche. Por la mañana cuela y bebe en ayunas durante nueve días seguidos.
El agua de berenjena es otra de las bebidas que, si se toman de forma regular, en ayunas, pueden ayudar a tratar la hipertensión. Para prepararla se deben cortar una berenjena, sin pelar, colocarla en la licuadora con un vaso de agua y procesar hasta obtener una mezcla homogénea. Se puede colar y beber en ayunas hasta 10 días consecutivos.
La infusión de espino blanco también es muy beneficiosa para los casos de hipertensión. Se recomienda beber, como máximo, 2 tazas diarias. Se puede combinar esta infusión con una cucharada de tila, cola de caballo, abedul e hinojo.
Otro remedio natural muy fácil de preparar es el siguiente: hervir dos hojas de guanábana y dos de naranja en medio litro de agua, durante diez minutos. Luego retira del fuego y deja que se enfríe. Bebe este té después de colarlo, hasta 2 tazas diarias.
Otras bebidas

El apio es un excelente aliado contra la hipertensión puesto que tiene propiedades diuréticas que favorecen la micción.
Las frutas con un alto contenido de agua, también son muy recomendables, tanto en batidos como en jugos, siempre y cuando se preparen con muy poca azúcar añadida (o mejor, ninguna). Asimismo, un batido que contenga vegetales ricos en agua, como el pepino, puede beneficiar en el día a día.
Los licuados verdes con espinacas también son una excelente opción en caso de presión arterial alta. En particular, se recomienda tomar, cada 3 días, un licuado de espinacas, una cucharada de miel, un poco de zumo de un limón y un vaso de agua.
Siempre y cuando se beban poca cantidad, bebidas como el té verde, el té blanco pueden ayudar a promover la micción y, con ello, disminuir la presión arterial alta.
Otra bebida natural muy favorable para la hipertensión viene a ser la siguiente: hervir un litro de agua con un puñado de hojas de olivo, colar, almacenar en un recipiente de vidrio y beber, al día, 2 vasos.
Retiran del mercado populares medicamentos para la presión arterial alta

Se encontraron restos de una sustancia química que puede provocar cáncer.

La lista de medicamentos para el tratamiento de la presión arterial que se han retirado del mercado continúa en aumento, ahora con nuevas variantes de populares medicinas como losartan e irbesartan.

Desde el verano del 2018, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) (en inglés) ha publicado en su sitio de internet los diferentes medicamentos para la presión arterial que debían ser retirados de la venta pública. Estos fármacos dieron positivos a la presencia de elementos carcinógenos o cancerígenos, potencialmente capaz de producir cáncer al exponerse a tejidos vivos.

De acuerdo con la información publicada por la FDA, los medicamentos contenían niveles inaceptables de un carcinógeno identificado o conocido como N-Nitrosodietilamina o NDEA.

En lo que va de enero del 2019, dos compañías anunciaron el retiro de productos para la presión arterial. La primera fue Prinston Pharmaceutical (en inglés) que alertó sobre el riesgo del compuesto químico en las siguientes versiones de irbesartan:

Irbesartan Tablets – 300MG – frascos de 90 unidades con fecha de expiración febrero del 2021.
Irbesartan/HCTZ – 300MG/12.5MG – 150MG/12.5MG -frascos de 30, 90 unidades con fecha de expiración entre febrero y marzo del 2021.
El segundo anuncio vino por parte de Torrent Pharmaceuticals Limited (en inglés), el pasado 22 de enero, que alertaba la detección de rastros de NDEA en las siguientes versiones de losartan:

Losartan Potassium TAB, USP de 100, 50 y 25 miligramos en frascos de 30, 90 y 1000 unidades con fecha de expiración entre abril y mayo del 2021.
Losartan Potassium- Hydrocholorothiazide Tablets, USP de 100 mg/12.5 mg y 50mg/12.5 mg en frascos de 1000 y 90 unidades con fecha de expiración entre marzo del 2019 a marzo del 2020.
Diferentes lotes y dosificaciones de estas versiones fueron dispensados a nivel nacional a diferentes distribuidores y clientes minoristas.

El irbesarten y losartan forman parte del grupo de medicamentos identificados como bloqueadores de receptores de angiotensina II (ARBs). La angiotensia actúa al acoplarse a ciertos receptores específicos en las células de las paredes de las arterias por lo que si se usa un medicamento que bloquee esos receptores, la angiotensina no podrá actuar, y por tanto, se evitará que suba la presión arterial.

Hasta la fecha, tanto Torrent como Prinston Pharmaceutical no han recibido reportes de eventos adversos relacionados con el consumo de estas medicinas. Se recomienda que los pacientes consulten a sus médicos antes de descontinuar el tratamiento por decisión propia. Los riesgos para la salud pueden ser mayores si se detiene de inmediato el consumo de estos fármacos sin contar con un tratamiento alternativo.

7 medicamentos comunes para hipertensos y sus efectos secundarios

Los medicamentos más comunes y sus efectos secundarios

Con respecto a los medicamentos, estos pertenecen a diversas familias, cada una con un mecanismo de acción y efectos secundarios diferentes. A continuación, brevemente, describiremos cómo trabajan y los efectos secundarios de los principales grupos de medicamentos que se usan para controlar la presión alta.

1. Diuréticos. Son medicamentos que trabajan a nivel de los riñones que hacen que aumente la eliminación de agua del organismo; al disminuir el volumen de líquido en la sangre, la presión arterial disminuye proporcionalmente. Estos medicamentos se usan generalmente en combinación con otro tipo de medicamentos y pertenecen a varias familias con diferentes efectos en el organismo.

Efectos secundarios: En general, y esto explica la mayor parte de sus efectos secundarios, los diuréticos no solo favorecen la eliminación de agua sino también de diversos elementos como sodio y potasio, importantes en el mantenimiento de funciones musculares y nerviosas. Es por eso que calambres musculares y trastornos de la actividad eléctrica del corazón son efectos secundarios comunes entre quienes los toman.

2. Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ACE). La angiotensina es una sustancia que disminuye el calibre de las arterias, lo que ocasiona el aumento de la presión arterial. La angiotensina se produce gracias a la acción de una sustancia llamada enzima convertidora de angiotensina (ACE), por lo que un medicamento que inhiba esa enzima, provocará que se produzca menos angiotensina y se dilaten las arterias, con lo que se consigue disminuir la presión arterial. Algunos de estos medicamentos son el lisinopril, captopril, enalapril, benazepril, fosinopril, moexipril, perindopril, quinapril, ramipril y trandolapril.

Efectos secundarios: Los más comunes son pérdida del gusto y tos seca molestosa.

3. Bloqueadores de receptores de angiotensina II (ARBs). La angiotensina actúa al acoplarse a ciertos receptores específicos en las células de las paredes de las arterias por lo que si usamos un medicamento que bloquee esos receptores, la angiotensina no podrá actuar, y por tanto se evitará que suba la presión arterial. Algunos de estos medicamentos son losartin, valsartan, irbesarten, candesartan, eprosartan y telmisartan.

Efectos secundarios: El principal efecto secundario es el mareo persistente. Al igual que los medicamentos anteriores, no se deben usar durante el embarazo por ser muy tóxicos para el feto.

4. Bloqueadores beta. Estos medicamentos actúan sobre el corazón y hacen que se contraiga con menos fuerza y menor frecuencia, por lo que disminuyen la presión arterial. Dos betas bloqueadores populares son el metoprolol y el atenolol.

Efectos secundarios: Insomnio, pies y manos frías, depresión, cansancio, latidos lentos del corazón (bradicardia), síntomas de asma y disfunción eréctil.

5. Bloqueadores de los canales de calcio. Para que los músculos del corazón y las arterias se contraigan es necesario que el calcio de la sangre penetre a las células. Si se impide que ese calcio ingrese a la célula, el músculo se relaja y la presión arterial disminuye. Algunos medicamentos de este grupo son amlodipine, bepridil, diltiazem, felodipine, isradipine, nicardipine, nifedipine, nisolpidine y verapamil.

Efectos secundarios: Los más comunes incluyen palpitaciones, estreñimiento, hinchazón (inflamación) de los tobillos, dolores de cabeza y mareos.

6. Bloqueadores alfa. Estos medicamentos relajan el músculo de las arterias, con lo que disminuyen la presión arterial. Algunos ejemplos son doxazosin, prazosin y terazosin.

Efectos secundarios: Los más comunes son latidos muy rápidos del corazón (taquicardia), mareos y disminución de la presión arterial al ponerse súbitamente de pie (hipotensión ortostática), lo que a su vez provoca mareos e inestabilidad para permanecer de pie.

7. Vasodilatadores.  Estos medicamentos bajan la presión al relajar directamente los músculos de las arterias más pequeñas del cuerpo (arteriolas) y se usan generalmente en casos resistentes a otros medicamentos. Algunos ejemplos son hydralazine y minoxidil.

Efectos secundarios: Pueden causar dolor de cabeza, retención de líquidos y palpitaciones.

Es importante recordar que el tratamiento con medicamentos es solo uno de los tres elementos de un exitoso programa de control de la presión alta. Los otros dos son consejería nutricional para iniciar y mantener una alimentación saludable y el desarrollo de un programa de actividad física diaria por el resto de la vida.