Hombre caminó envuelto en tripas y con la cabeza de su padre en mano

0
1319
Hombre caminó envuelto en tripas y con la cabeza de su padre en mano
Hombre caminó envuelto en tripas y con la cabeza de su padre en mano

Una película de terror en vivo. Los ciudadanos de Odessa, al sur de Ucrania, se quedaron aterrados al ver a un hombre caminando envuelto en tripas y con una cabeza decapitada. El hombre fue arrestado inmediatamente mientras investigan si fue el asesino de sus progenitores.

CONFESÓ QUE MATÓ A SU PADRE Y A UN AMIGO DE SU FAMILIA, QUIENES FUERON ENCONTRARON SIN VIDA Y DESCUARTIZADOS

Se trata del joven Dmitry Ponomarenko (30). Las personas lo vieron salir de su edificio y por un momento pensaron que Halloween se había adelantado. Sin embargo, el mal olor que desprendía por los restos humanos les hizo pensar por un momento que estaba loco.

Hombre caminó envuelto en tripas y con la cabeza de su padre en mano
Hombre caminó envuelto en tripas y con la cabeza de su padre en mano

Cubierto de sangre y envuelto en vísceras, el hombre, con una cabeza cortada en la mano, salió de la entrada, se sentó en un banco y encendió un cigarrillo”, indicó un vecino que seguía sorprendido. Otro añadió que empezó a golpear los autos estacionados con el cráneo.

Los testigos no dudaron ni perdieron tiempo en invocar a los servicios de emergencia y las fuerzas del orden para que capturen al sujeto. “Recibimos llamadas de personas conmocionadas que informaban de un hombre que caminaba por el barrio con una cabeza cortada en la mano”, explicó la Policía.

Leer también  [Presidente Xi Jinping advierte sobre “una nueva Guerra Fría”]

Al llegar a la zona, lo vieron deambulando como si estuviera desorientado. Primero le cerraron el paso y le pidieron que se identifique. Luego de presentarse, se le solicitó que los lleve a su vivienda, lo más terrorífico y macabro estaría por descubrirse después.

En el interior hallaron los cadáveres de dos personas. Uno era Igor Ponomarenko (53), su progenitor que estaba tendido en una cama, y Aelksandr Demchenko (32), quien sería un amigo cercano de su familia. El segundo estaba descuartizado y destripado con sus entrañas expuestas.

Confesó de forma preliminar

Inspeccionando los ambientes del domicilio, las autoridades encontraron 11 cuchillos con los cuales se habría perpetrado los crímenes. Los uniformados le preguntaron a Dmitry si fue el asesino de los dos cuerpos y él solo atinó a responder que tuvo que hacerlo.

Es un Dios al que no se le rinde culto”, dijo Ponomarenko mientras movía de un lado a otro la cabeza que tenía en su mano. Una vez analizada la escena con la presencia de los peritos, el sospechoso confeso fue trasladado a dependencia policial del lugar.

Durante las diligencias, los oficiales conocieron que un día antes del suceso habían despedido del trabajo al joven. Laboraba en un hotel de la ciudad, pero lo sacaron de su puesto por acudir bajo los efectos de las drogas y por tener un comportamiento inadecuado.

Con esos antecedentes, es posible que el ucraniano haya cometido los asesinatos bajo el consumo de alguna sustancia, pues la brutalidad con la que mataron a Igor y Aelksandr no es normal. Asimismo, tendrá que ser sometido a distintas pericias psicológicas para saber si padece de problemas mentales.

Cumple prisión preventiva

Dmitry fue procesado por doble asesinato y ya viene cumpliendo prisión preventiva mientras se realizan las investigaciones pertinentes. La policía espera determinar si es el verdadero criminal o si en todo caso está cubriendo a otra persona. Por ello, sus declaraciones serán importantes.

Los especialistas en temas jurídicos del país determinaron que de ser el responsable de las muertes y posteriores descuartizamientos, el detenido podría enfrentar una pena de 15 años de cárcel efectiva. El tiempo dependerá si lo hizo conscientemente, drogado o con alguna enfermedad cerebral.

Un caso similar ocurrió exactamente hace un año, antes de la pandemia por la COVID-19. Segiy Lubenko (40) fue arrestado por asesinar a su pareja, de nombre Kateryna Obukhivska que conoció por internet. La llevó de paseo por la capital Kiev y terminó matándola a balazos.

No contento con ello, buscó a la hija de la mujer y la sacó de las manos de su padre con engaños. Le dijo que la llevaría de paseo por la playa, por lo que la pequeña quedó encantada. La llevó hasta la región de Khmelnytskyi, donde lo esperaba su cómplice Yulia Boiko (24).

Ambos la estrangularon y descuartizaron para que Segiy comiera su hígado. Días después los detuvieron. Intentaron negar, pero un fiscal reveló que tienen “pruebas suficientes para exigir cadena perpetua para la pareja”.