Jugador de fútbol extorsionaba en obras en el Callao

0
773
Jugador de fútbol extorsionaba en obras en el callao
Jugador de fútbol extorsionaba en obras en el callao

CAYÓ CON DOS CÓMPLICES Y EXIGÍAN EL PAGO DEL 10% DEL COSTO DE LA CONSTRUCCIÓN. SE LES INVESTIGA POR CRÍMENES DE OBREROS

El jugador de fútbol de la segunda profesional, Lucas Daniel Rosales Flores (27), fue capturado por la policía junto a dos cómplices cuando cobraban ‘cupos’ a una obra de construcción del Callao, así como se descubrió que extorsionaba  a colectiveros del vecino puerto. Se les investiga por el crimen de obreros y choferes que se perpetraron el año pasado.

La policía informó que la captura del futbolista así como de sus cómplices Víctor Medina Barbadillo (49) ‘Maykol’, y Brayan Daniel Gallegos Bahamonde (27) se produjo el fin de semana en el Cercado del Callao. La policía los trasladó a la unidad especializada donde a pesar que negaron los cargos, se les mostró videos de los seguimientos que se les realizó y se observaron cobrando dinero a los ingenieros.

También los detectives informaron que ‘Maykol’ estaba involucrado en el asesinato del exrecluso Wilburt Castillo, quien denunció una red criminal de espionaje en el Callao, y fue atacado a balazos en el 2015. Asimismo, junto a Brayan Gallegos, pertenecieron a la banda ‘Los injertos de Caracortada’ y se les detuvo en el año 2022.

Sobre los tres detenidos se indicó que los denominaron ‘Los marcas de la construcción’, ya que los delincuentes hacían un seguimiento a todos los encargados de las obras para luego presentarse haciéndose pasar que deseaban trabajo, pero luego exigían como ‘cupo’ a las inmobiliarias el 10% del costo de la edificación. “Llegaban a pedir entre 60 mil o 100 mil dólares como pago”, dijo un agente.

Leer también [Costa Verde: Inundación afectan circulación de vehículos]

Asimismo, se les observaba en motocicletas en los paraderos iniciales de los colectivos ya que diariamente acudían a cobrar ‘cupos’ por la seguridad que les brindaban para que trabajen en el Callao. No se descarta que también se encontraban entre sus víctimas a comerciantes del vecino puerto.