La guerra de Ucrania ha avivado una crisis alimentaria mundial

0
1078
La guerra de Ucrania ha avivado una crisis alimentaria mundial
La guerra de Ucrania ha avivado una crisis alimentaria mundial

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió que la guerra en Ucrania ha contribuido a avivar una crisis alimentaria mundial que podría durar años si no es controlada, al tiempo que el Banco Mundial anunció 12 mil millones de dólares adicionales en financiamiento para mitigar sus “efectos devastadores”.

LA ESCASEZ DE CEREALES Y FERTILIZANTES PODRÍA CAUSAR ‘HAMBRE Y HAMBRUNA MASIVAS’, DICE LA ONU

El secretario general de la ONU, António Guterres, señaló que la escasez de cereales y fertilizantes provocada por la guerra, el aumento de las temperaturas y los problemas de abastecimiento derivados de la pandemia amenazan con “llevar a decenas de millones de personas al borde de la inseguridad alimentaria”, mientras los mercados financieros volvían a registrar una fuerte caída del precio de las acciones por el temor a la inflación y la recesión mundial.

Durante su intervención en una reunión de la ONU en Nueva York sobre la seguridad alimentaria mundial, indicó que lo que podría ocurrir después sería “la desnutrición, el hambre masiva y la hambruna, en una crisis que podría durar años”, mientras él y otros instaron a Rusia a liberar las exportaciones de cereales ucranianos.

Indicó que estaba en “contacto intenso” con Rusia y otros países para tratar de encontrar una solución.

Las complejas implicaciones de seguridad, económicas y financieras requieren la buena voluntad de todas las partes para llegar a un acuerdo global”, indicó sobre sus negociaciones con Moscú, Ucrania, Turquía, Estados Unidos, la Unión Europea y otros. “No entraré en detalles porque las declaraciones públicas podrían socavar las posibilidades de éxito“.

La invasión de Moscú contra Ucrania y las sanciones económicas internacionales impuestas contra Rusia han interrumpido el suministro de fertilizantes, trigo y otros productos de ambos países, provocando el aumento de los precios de los alimentos y el combustible, especialmente en los países en vías de desarrollo. En conjunto, los países en guerra producen el 30% del trigo mundial.

Antes de la invasión que inició en febrero, Ucrania era considerada el granero del mundo, ya que exportaba 4.5 millones de toneladas de productos agrícolas al mes a través de sus puertos, el 12% del trigo del planeta, el 15% del maíz y la mitad de su aceite de girasol.

Sin embargo, con los puertos de Odesa, Chornomorsk y otros puertos aislados del mundo por los buques de guerra rusos, el suministro solo puede viajar a través de rutas terrestres congestionadas que son mucho menos eficientes.

Los precios se dispararon. El índice de precios de los alimentos y la agricultura de la ONU alcanzó un máximo histórico de casi 160 puntos en marzo, antes de caer un 1.2 o un 0.8% en abril. Los índices de precios de los cereales y la carne también alcanzaron máximos históricos en marzo. Hace un año, el trigo cotizaba en Chicago a 674 centavos de dólar por bushel. Actualmente se vende a 1.242 centavos de dólar por bushel, lo que supone un aumento de casi el doble del precio alcanzado y se ve agravado por la falta de suministro.

Leer también [Pentágono evalúa enviar Fuerzas Especiales de EEUU a Kiev, pero Biden debe aprobarlo]

Seamos claros: no existe una solución efectiva a la crisis alimentaria sin la reintegración de la producción de alimentos de Ucrania”, dijo Guterres. “Rusia debe permitir la exportación segura y protegida de los cereales almacenados en los puertos ucranianos“.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, quien presidió la cumbre, secundó el llamado junto con el jefe del Programa Mundial de Alimentos, David Beasley. Beasley comentó: “El mundo está en llamas. Tenemos soluciones. Tenemos que actuar y tenemos que actuar ahora”.