Los secretos de David Arquette

0
1452
David Arquette y Courtney Cox
David Arquette y Courtney Cox

Aunque participó en muchas películas su gran sueño siempre fue la lucha libre. David Arquette dejó la actuación por dedicarse a la lucha, su matrimonio con Courtney Cox colapsó y fue a rehabilitación para tratar sus diversas adicciones. Con “Scream 5″, la nueva entrega de la exitosa franquicia de terror, marca su regreso a Hollywood. Toda una historia de redención en la meca del cine.

LOS ABUSOS DE SU MADRE, LA NOCHE QUE CASI SE DESANGRA EN EL RING Y SU COMPLEJA RELACIÓN CON COURTNEY COX

Arquette había cimentado una posición de privilegio en la industria con papeles en éxitos como la comedia romántica “Jamás Besada” con Drew Barrymore o en la serie “Buffy, Cazavampiros”. Sus hermanos y su segunda esposa lo apoyaron cuando dejó los set de rodaje por el ring, pero realmente se preocuparon por él cuando en una pelea casi muere desangrado. A los 50 años, el actor está casi retirado de la lucha profesional y disfruta actuar de nuevo. “Quiero ser la mejor persona que puedo por mí mujer, mis hijos y por mí”.

Algo que muy pocos saben es que Arquette está estudiando para ser payaso. En su deseo de que nadie se sienta triste, el actor se unió a la entidad benéfica Healthy Humor, integrada por un grupo de anónimos que se disfrazan de payasos y visitan hospitales de EEUU brindando alegría a niños enfermos y sus familias que atraviesan momentos difíciles.

Proviene de una familia de artistas. David es el más pequeño de los cinco hermanos Arquette. Su madre, Brenda “Mardi” Nowak, fue actriz y poeta. Su padre, Lewis Arquette, actor y director. Y su abuelo Cliff fue un célebre cómico.

 

De Hollywood al ring

En 2000, David Arquette protagonizó una comedia de lucha libre llamada “Ready to Rumble”. Como fanático de toda la vida del deporte, el actor se emocionó cuando la World Championship Wrestling (WCW), cuyos luchadores aparecieron de manera destacada en la película, lo contactó y lo invitó a participar en algunos eventos para promocionar su película.

Lo que sucedió a continuación cambió su vida para siempre. David decidió dar un giro a su carrera y cumplir su sueño: ser una estrella de la lucha libre. Contra todo pronóstico Arquette ganó el Campeonato Mundial Peso Pesado de la WCW . La victoria del actor de “Scream” todavía se considera uno de los peores momentos en la lucha libre profesional. El golpe fue doble para el actor. Poco después, Hollywood también dejó de tomarlo en serio.

Con la película documental “You Cannot Kill David Arquette”, que se estrenó el año pasado, el actor buscó limpiar su nombre en el wrestling frente a las cámaras y ganarse finalmente el respeto de los amantes de la lucha libre, una profesión de alto riesgo que casi lo mata, sufrió un infarto y le colocaron dos stents.

Regresó a la lucha libre profesional en 2018 y aceptó participar en un combate sin reglas con Nick Cage que salió muy mal. Su contrincante le hizo un corte profundo en el cuello con un fragmento de vidrio de un tubo fluorescente. Arquette intentó continuar la pelea apretando el corte con una de sus manos, pero finamente desistió. Asustado, se bajó del ring y fue trasladado de urgencia al hospital.

 

También luchó contra sus adicciones

Le robé marihuana a mi padre cuando tenía ocho años”, admitió en una entrevista con Oprah Winfrey en 2011. Esa temprana curiosidad comenzó a convertirse en un hábito peligroso cuando probó la bebida siendo un niño. “Empecé a beber en serio cuando tenía 12 años”.

Arquette reconoció que su consumo de sustancias no se convirtió en un problema para él y sus relaciones hasta mucho después. “Me metí mucho en las drogas antes de estar con Courtney Cox”, admitió. La madre del actor murió en 1997 y ese trauma llevó su consumo de drogas a niveles peligrosos. “Fue la primera vez que realmente usé eso para adormecer los sentimientos que tenía y no enfrentar la realidad por la que estaba pasando”.

Leer también [Drew Barrymore recordó el día que conoció a Tom Holland]

Un famoso director lo animó a salir con Courtney Cox

Los personajes de “Scream” de David Arquette y Courteney Cox, Dewey Riley y Gale Weathers, se enamoraron en la pantalla bajo la dirección de Wes Craven. El fallecido director jugó un papel clave en la relación del actor con Cox fuera del set de rodaje. Aparentemente Arquette tenía dudas y no quería involucrarse del todo con su compañera de reparto. Y entonces apareció en escena Craven, quien habló seriamente con el actor.

Wes tuvo un impacto real, me dijo algo como: ‘David, sabes que le gustas y realmente deberías poner tu mente en orden’. Me dio una verdadera charla de hombre a hombre y eso tuvo un impacto en el curso de mi vida”, dijo Arquette a la revista People.

Arquette y Cox se casaron en junio de 1999, dos años después de que la primera película de “Scream” llegara a los cines. El día de su boda intercambiaron anillos con la inscripción “Un trato es un trato”. En 2004, después de una larga lucha por convertirse en padres, Courteney dio a luz a su hija Coco (cuya madrina es Jennifer Aniston) y en octubre de 2010, seis meses antes del estreno de la tercera entrega de “Scream”, anunciaron su separación. Firmaron el divorcio en 2013 y declararon mantener un profundo cariño por el otro.