MOSTO DE UVA: La bebida de la eterna juventud

0
1944
mosto de uva
mosto de uva

El zumo de la vid es 100% natural, cargada de antioxidantes que retrasa el envejecimiento y fortalece el corazón

Muchas personas obvian su existencia debido a que desde antaño ha vivido opacado por el vino, pero el mosto es otra bebida ancestral que está cargada de tradición y, lo más importante, de nutrientes y propiedades para el organismo.

El mosto no tiene alcohol y es el zumo natural de la uva que sirve de base para la elaboración de cualquier vino.

Tiene un sabor dulce y la época óptima para su consumo tiene lugar con la entrada del otoño, justo después de la vendimia y el pisado de las uvas.

Un líquido muy aromático y de sabor dulce que incluye la piel o las semillas, elementos que aportan al jugo todos sus beneficios.

En cuanto a su relación con el vino tradicional, el mosto es una de las primeras etapas de la elaboración del mismo. No obstante, las uvas se recogen antes de que haya comenzado la fermentación y los azúcares se hayan transformado en alcohol.

Leer también [Ejercicios de respiración para controlar el estrés]

Una bebida de alto poder antioxidante

El mosto está compuesto principalmente de agua, que representa entre un 70% y un 80% del contenido; polifenoles que pertenecen a la piel y las semillas de la uva, en especial los flavonoides, los taninos y los antocianos; y azúcares naturales como la glucosa y la fructosa.

También se encuentra sustancias minerales, ácidos orgánicos, enzimas y vitaminas. Esta combinación da como resultado una larga lista de beneficios, siempre y cuando no se consuma en exceso:

  • – Los flavonoides protegen nuestras células del envejecimiento gracias a su poder antioxidante.
  • – Además, estos compuestos de origen vegetal previenen las enfermedades coronarias y mejoran la circulación sanguínea.
  • – Otra de las sustancias presentes es la vitamina E, que se encarga de regenerar los tejidos del organismo y mantener las células en perfecto estado.

Leer también [Dengue: ¿Cómo saber si tengo dengue y cómo prevenir contagiarme?]

Sus propiedades

Un estudio realizado por la Universidad de Georgetown, en Estados Unidos, y publicado en la revista ‘Circulation’ asegura que el mosto tinto retrasa la oxidación del colesterol malo o LDL, reduce la agregación plaquetaria y disminuye el riesgo de trombos que obstruyen las arterias.

Su alto contenido en polifenoles y taninos también actúa como antiinflamatorio.

El potasio es uno de los minerales más abundantes en la uva, sobre todo si es tinta. Su consumo ayuda a eliminar los desechos orgánicos, estimula los movimientos del intestino, regula la presión arterial y mantiene el equilibrio ácido-alcalino.

En pequeñas dosis, el mosto puede combatir el cansancio y mejorar el estado de ánimo. Un efecto que nace de la unión de los carbohidratos y las vitaminas del grupo B de la uva.

 


Cómo hacer mosto casero

Es un proceso muy sencillo. Basta con tener una gran cantidad de uvas. No todos tienen en casa una prensa profesional, pero sirven las prensas para hacer puré. Para preparar la versión casera del mosto basta con incluir una licuadora.

El resultado será un mosto de uva rico en pepitas, pulpa y piel. Para que el producto sea lo más refinado posible, debes colarlo.