Oscorima hizo tatuar su nombre a sus parejas

0
643
Oscorima hizo tatuar su nombre a sus parejas
Oscorima hizo tatuar su nombre a sus parejas

GOBERNADOR AYACUCHANO ‘MARCÓ’ A SUS ENAMORADAS. SEGÚN BETO, CUENTA CON 15 HIJOS DE 12 MUJERES DISTINTAS

  • Desde Ayacucho, afirman que Gobernador amasó fortuna gracias a herencia de empresario asiático.

En el programa de Beto Ortiz, ‘Beto A Saber’, el periodista dio cuenta de algunos aspectos algo perturbadores poco conocidos del gobernador de Ayacucho Wilfredo Oscorima.

De acuerdo al periodista, el ‘wayki’ de la presidenta Dina Boluarte cuenta con 15 hijos con 12 mujeres distintas. Además, reveló que el polémico coleccionista de relojes Rolex tiene la sórdida costumbre de obligar a sus parejas en tatuarse su nombre en sus cuerpos.

A Oscorima le gusta tatuar a sus mujeres, suena grotesco, suena sórdido, pero es cierto“, añadió Beto.

El programa mostró unas imágenes de varias féminas con tatuajes donde se puede leer el nombre del Gobernador, tal y como se marca a un ganado.

Además, se contó que Oscorima estuvo con dos hermanas en tiempos distintos. Se desconoce si a ambas mujeres también obligó a escribir su nombre en sus pieles.

Como se recuerda, el último viernes, la presidenta de la República, Dina Boluarte, aseguró que el gobernador ayacuchano le prestó los lujosos relojes Rolex, por lo que, según la mandataria, no tenía la obligación de declararlos. Por este caso, a Boluarte se le investiga por la presunta comisión de los delitos de enriquecimiento ilícito y omisión de declaración en documentos.

Leer también [Ayudarán al hombre más longevo del Perú a romper récord Guinness]

Herencia ganada

Por otro lado, el periodista ayacuchano, Adrián Sarria, contó para Exitosa Noticias que Wilfredo Oscorima cuenta con la fortuna que hoy ostenta gracias a que en su juventud, fue bendecido con la herencia de una empresario asiático en el rubro de los casinos.

Wilfredo Oscorima tiene un golpe de suerte en su vida. De muy joven llega a trabajar con un empresario asiático, quien, al no tener descendencia, le deja su fortuna al fallecer“, contó.

A partir de ahí, Oscorima empezó a amasar la fortuna que hoy ostenta y le permite comprar relojes y joyas de lujo.