Policía frustra asalto con captura de uno de los “alaracos”

0
947
Policía frustra asalto con captura de uno de los “alaracos”
Policía frustra asalto con captura de uno de los “alaracos”

La banda de “Los alaracos de Mariátegui” ingresaron violentamente con armas de fuego para robar en el minimarket Mass, ubicado en la avenida El Muro, en el sector tres de Mariscal Cáceres, en San Juan de Lurigancho. Sin embargo, no contaban con que la policía frustraría su violento ataque

“TATU” HABRÍA PARTICIPADO EN EL ASALTO A UN HOTEL EN 2017, Y CUENTA CON ANTECEDENTES DELICTIVOS POR HURTO AGRAVADO

Todos sus movimientos eran seguidos minuciosamente por los agentes de la División de Inteligencia e Investigación de Robos. Las autoridades los vieron marcando la zona con una mototaxi y solo esperaron pacientemente hasta encontrarlos con las manos en la masa.

Aunque impidieron que los malhechores cometan su fechoría, dos de ellos, identificados como “Gordo Luis” y “Negro Juan”, lograron darse a la fuga. El único que se quedó fue Piero Israel Pozo Balboa (20), más conocido en el mundo del hampa como “Tatu”.

Tirado en el sueño y sin escapatoria, el joven solo atinó a obedecer. Entre sus pertenencias le encontraron un revólver con dos municiones, la cual fue reconocida por la cajera del negocio, pues fue encañonada por el mismo sujeto momentos antes de la intervención policial.

Luego, los uniformados trasladaron al pistolero a la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) del distrito, lugar donde confesó lo sucedido. “La idea era entrar a robar, pero yo no tenía ganas”, afirmó Piero ante los oficiales, tratando de excusarse de alguna manera.

No es una santa paloma

Revisando el historial de “Tatu”, la policía descubrió que se trata de un conocido delincuente. Cuenta varios antecedentes por delitos contra el patrimonio. Cometió hurto agravado el siete de abril y 24 de diciembre de 2018, también el 13 de diciembre de 2019.

Su banda de “alaracos” sería la misma que habría participado en el ataque de un hotel de la misma zona durante el 23 de febrero de 2017. Ellos vendrían sembrando el terror en el distrito con robos a mano armada a diversos establecimientos.