24 policías caen con “Los Babys de Oquendo” [FOTOS]

24 policías caen con “Los Babys de Oquendo” [FOTOS]

Junto a otros 37 hampones, entre ellos 2 funcionarios del inpe, extorsionaban y mataban por dinero

Texto: María Vásquez Lamadrid.

Es difícil luchar contra la delincuencia cuando la tercera parte de los integrantes de las organizaciones criminales son elementos policiales. Un megaoperativo policial que culminó con la captura de 61 integrantes de los “Babys de Oquendo” mostró la crisis institucional que afronta la Policía Nacional cuando se descubrió que entre los detenidos figuran 24 policías pertenecientes a la Dirincri y a la Dirección de Inteligencia.

Con la detención de 3 oficiales, 21 suboficiales PNP , y dos funcionarios del INPE entre ellos, el propio director Nacional de Seguridad del Instituto Nacional Penitenciario , Sergio Haro Huapaya, ya no es tan difícil responder por qué las extorsiones, los robos y asaltos son el pan de cada día en esta ciudad.

Ayer el panorama era paradójico. Unos 1073 policías se enfrentaban a balazos contra los compañeros con quienes alguna vez creyeron compartir un mismo ideal : velar por la seguridad de los ciudadanos.
Según informó el ministro del Interior, Carlos Basombrío, esta banda tenía el foco de su atención en la construcción de obras públicas y privadas, en Los Olivos, San Martín de Porres, Puente Piedra (Zapallal) , Carabayllo, en el Callao, por otro lado, se extendía por Ventanilla y la zona de Oquendo.

Para concretar sus planes se valían de delincuentes prontuariados o expresidiarios y formaban un falso sindicato de construcción civil que extorsionaba a diferentes empresas de transportes, fábricas y compañías, exigiéndoles pagos por “seguridad” o “chalequeo”.
El auge y la prosperidad de sus delitos no era tarea difícil, pues contaban con el apoyo de funcionarios corruptos a los que se coludían para apropiarse ilícitamente de grandes extensiones de terrenos y luego comercializarlos a terceros.

Los Destructores y los Injertos del Fundo Oquendo

La organización criminal estaba formada por los fundadores y remanentes de las sanguinarias bandas delictivas los Destructores y los Injertos del Fundo Oquendo, quienes en la década del 90 sembraron el terror tras perpetrar sonados asaltos con fusiles de guerra, secuestros a empresarios a quienes torturaban y asesinatos a personal policial o militar con la finalidad de robarles sus armamentos.

Como se recuerda “los Injertos” tenían como líder a Jacinto Valentín Aucayauri Bellido, más conocido como el Cholo Jacinto. Al morir este, le tomó la posta su medio hermano: Juan Enrique Ramos Bellido o “Kike”, que para variar dirigía las extorsiones desde el penal La Capilla- Juliaca.

Ambos se dedicaban a reclutar gente ligada al mundo del hampa y finalmente volvieron a resurgir el clan esta vez bajo la denominación de los “Babys de Oquendo”.

Estructura

Estaban bien articulados. Contaban con personal que coordinaba las diferentes zonas para temas de usurpación, extorsión y sicariato. Los administradores o tesoreros del dinero, los, gatilleros, homicidas a sueldo, falsos dirigentes de construcción civil, chalecos de obras, testaferros, abogados, inversionistas, proveedores de armas de fuego, encargados de la movilización del armamento y del dinero para comprarlas y responsables de recibir los chips para ingresarlos al penal. En paralelo, la organización criminal se había asociado con funcionarios públicos (Inpe), quienes los ayudaban en aceptar a trámite la formalización de los terrenos usurpados.

Heridos e Incautaciones

El megaoperativo, denominado Impertérritos 2017 dejó a dos policías heridos en una infernal balacera. Se trata del oficial de tercera Gerson Álvarez Zúñiga y el suboficial de segunda Fernando Febres Jaramillo, quienes están fuera de peligro.
Asimismo, se allanaron 41 inmuebles, dos celdas en penales y se aprobó la incautación de 14 vehículos. Además, se incautaron armas de largo alcance, dos granas, armamento de guerra , US$100,000, 15.600 euros y S/ 1.700 soles.

Detenidos

La cantidad de policías detenidos, los grandes cargos que ocupaban como es el caso del propio director de seguridad del INPE , son una noticia triste y a la vez aliviante por la purga que se está haciendo en la institución.

“Se está limpiando la casa, aquellos policías que cruzan la línea los tratamos como debe ser”, manifestó el director general de la Policía Nacional, general PNP Vicente Romero.
A continuación los nombres:

- Dos funcionarios del Inpe: director de Seguridad, Sergio Haro Huapaya; y de Edwin Paco Chambi.
- Tres oficiales: el Comandante PNP Humberto Santillán Otiniano, el Comandante PNP Jorge Luis Domínguez Calle y el Capitán PNP Hugo Medina Gonzáles.
- Veintiun suboficiales: Walter Álvarez Minchola, Juan Alberto Bravo Cáceres, Alejandro Orozco Huaytalla, Teófilo Marroquín Ramírez, Edgar Matos Temple, Pamela Lescano Vila, André Francisco Sánchez, William Marengo Ojeda, Arturo Carrillo Gomero, Ángel Portillo Mizoguchi, Luis Meza Gamarra, Martín Gonzales Maldonado, Rubén Barcena León, José Antonio Quispe Gonzáles, Evander Bellido Kancha, Kathyna del Pilar Blancas Calderón, Luis Tanta Albirena, Hugo Lovatón Laime, Yovet Huarac Matto, Lenin Martínez Gonzáles y Jean Paul Pascual Jorge.