Conserje confesó crimen de joven en Surco

Conserje confesó crimen de joven en Surco

“Me pidió por su vida, pero yo me senti tan extasiado”, revelo en crudo testimonio

Las investigaciones por el asesinato de la estudiante de Derecho, Emily Monja Pacheco, están llegando a su fin y es que José María Málaga Morla, conserje que asistió a la fiesta donde la estudiante fue hallada muerta confesó el escabroso crimen.

Las pericias lo sindicaban como el principal sospechoso. El último jueves, José María Málaga Morla (20), escapó del piso 17 del departamento ubicado entre las intersecciones de las avenidas Manuel Holguín y El Derby, en Surco, luego que la policía encontrara a la universitaria muerta y semidesnuda en un sofá.

En dicho lugar se había realizado una reunión a la que acudió Emily Monja Pacheco (27), madre de una pequeña de seis años. La joven conoció previamente a Málaga y a un grupo de colombianos durante esa madrugada en una fiesta en la calle de las Pizzas, en Miraflores. Posteriormente, el grupo se trasladó hasta el lugar mencionado donde se produjo el crimen.

“Ella me agredió, se puso histérica, perdí el control. La cogí del cuello, la tiré al sofá, confesó el criminal. Me pidió por su vida, pero yo me sentí tan extasiado, o sea un placer interno que no podía detenerme y le realicé dos llaves, una estrangulación con los dos pulgares de mi mano y terminé asfixiándola colocando mi antebrazo de forma estratégica en su carótida, en su lado izquierdo. Ella trataba de gritar, pero yo no se lo permití por la fuerza que aplicaba en su cuello. Así le apreté de dos a cinco minutos”, confesó

El conserje había intentado abusar de la joven en la sala, mientras que el dueño del predio (un colombiano) se encontraba en su habitación.
Tras confesar el escabroso episodio el asesino fue derivado al Ministerio Público y será procesado por el delito de feminicidio.

Artículos Similares

Celosa desfigura a jovencita venezolana