Rusia ataca Kiev

0
1281
bombardeo a la torre de comunicaciones de Kiev
bombardeo a la torre de comunicaciones de Kiev

Un día después de un diálogo infructuoso entre delegaciones rusas y ucranianas, Moscú intensifica la guerra en Kiev. En la capital, lo peor puede estar por llegar en las próximas horas: el convoy de 64 kilómetros de largo avistado a lo largo de las carreteras al noroeste de Kiev, según varias imágenes satelitales, ya ha tomado las calles de la capital, según se ha podido ver en imágenes de televisión.

ENTRÓ EN LA CIUDAD CON UN CONVOY MILITAR DE 64 KILÓMETROS. LOS ATAQUES ENMUDECIERON LA TELEVISIÓN UCRANIANA TRAS EL BOMBARDEO

Rusia ha advertido a los ciudadanos de la capital y les ha pedido que abandonen sus hogares, según un comunicado del Ministerio de Defensa ruso. Inmediatamente, se ha producido un bombardeo a la torre de comunicaciones de Kiev y la televisión ucraniana ha enmudecido. Al menos cinco personas habrían muerto en este ataque, según informa el Servicio Estatal de Emergencias ucraniano en su página de Facebook.

Imágenes satelitales adicionales de Maxar han mostrado además que Rusia continuó aumentando la cantidad de vehículos militares, poder aéreo y armamento en Bielorrusia. Desde la ciudad de Brest, en el este del país, hasta Gomel, en el oeste, según ha informado la cadena estadounidense CNN.

 

Los frentes de guerra

El martes, el sexto día desde la invasión rusa de Ucrania, ha habido continuos ataques en varios frentes.

Según varios reportes, el avance ruso se ha visto frenado por la resistencia ucraniana.

Habitantes de Jérson dijeron que la ciudad está rodeada. El alcalde local dijo que las fuerzas rusas habían establecido puestos de control alrededor de la ciudad, que tiene una población de unas 300.000 personas y está ubicada en el sur, cerca de la península de Crimea que controla Moscú.

Imágenes en medios rusos, que no pueden ser corroboradas de manera independiente, parecen mostrar tanques rusos rodando por las calles de la ciudad. Pero el alcalde Igor Kolykhayev dijo desafiante que la ciudad “ha sido y seguirá siendo ucraniana”.

Una periodista en la ciudad, Alena Panina, explicó a la emisora Ucrania 24 que “la ciudad en realidad está rodeada. Hay muchos soldados rusos y equipo militar por todos lados”.

Todavía hay electricidad, agua y calefacción, explicó Panina, pero se está volviendo difícil la llegada de alimentos porque se almacenan en las afueras de la ciudad.

Mariupol, la ciudad portuaria estratégicamente ubicada en el sur, estuvo bajo constantes bombardeos, según su alcalde.

Buscan el genocidio de la nación ucraniana“, dijo Vadym Boychenko a una emisora local. “Lucharemos hasta la última bala… Si se agotan, usaremos nuestros dientes contra el enemigo que se está moviendo hacia Mariupol”.

El líder separatista Denis Pushilin, que es respaldado por Rusia, ha dicho que sus fuerzas intentarán rodear Mariupol el martes, informó la agencia estatal rusa RIA Novosti.

 

Investigarán crímenes de guerra

Las afirmaciones de que Rusia está cometiendo crímenes de guerra están aumentando.

El presidente de Ucrania, funcionarios del gobierno local y Amnistía Internacional dicen que los ataques deben investigarse.

Rusia ha negado que esté apuntado a áreas residenciales, pero la Corte Penal Internacional (CPI), que examina los crímenes de guerra, podría abrir una investigación.

El fiscal en jefe Karim Khan aún necesita la aprobación de los jueces de la CPI para comenzar su trabajo, pero ya ha pedido a su equipo que comience a recopilar evidencia de abusos, como ataques contra civiles.

Cualquier ciudadano ruso acusado de cometer crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad o genocidio en Ucrania tendría que ser extraditado por el Kremlin antes de ser juzgado en La Haya.

El lunes, los enviados de Rusia y Ucrania mantuvieron conversaciones en la frontera de Bielorrusia, pero no llegaron a ningún acuerdo más que el compromiso de volver a reunirse en los próximos días.

Ante los últimos acontecimientos, el líder de la OTAN, Jens Stoltenberg, acusó el presidente Putin “romper la paz en Europa”, mientras que el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, acusó a Rusia de “prácticas bárbaras e indiscriminadas… de enviar misiles a torres residenciales para matar niños”.

Hablando ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, dijo que las violaciones de Rusia “aumentaban cada hora” y dijo que Moscú debería ser despojado de su membresía en el consejo.