La importancia de cuidar nuestra salud mental

La importancia de cuidar nuestra salud mental

Algunos problemas de la mente pueden hacerse cronicos si no se pide ayuda

¿Hay que tener un problema diagnosticado para empezar a cuidar de la salud mental? La respuesta, según los psicólogos de TherapyChat es un rotundo “No”.

Y es que la salud mental debería recibir los mismos cuidados que la salud física, especialmente, porque muchos de los problemas que afectan al bienestar emocional de las personas no ocurren de manera repentina ni se “curan” para siempre.

Problemas psicológicos comunes como la ansiedad o la depresión, sufren el riesgo de cronificarse si no se cuenta con la ayuda adecuada. Sin el apoyo de un profesional, estos trastornos pueden acompañar a la persona gran parte de su vida, ya que es en la terapia donde se aprende a entender lo que está ocurriendo, a reconducir la situación y a saber afrontar las emociones que aparecen.

Salud mental preventiva

Gran parte de los esfuerzos de la psicología moderna están orientados a desestigmatizar el rol del psicólogo y normalizar la salud mental preventiva. En la sociedad actual estamos rodeados de efectos estresantes que favorecen la aparición de problemas que, de no ser atendidos a tiempo, pueden obstaculizar nuestro día a día. Uno de ellos es la ansiedad.

Síntomas de la ansiedad

Síntomas físicos: sin que haya una razón aparente (intoxicación alimentaria, nuevos medicamentos, enfermedades víricas) puedes padecer dolor de estómago, náuseas, acidez y reflujo gastroesofágico. Respecto al tránsito intestinal, pueden darse los dos extremos: diarrea y estreñimiento. A nivel respiratorio y circulatorio pueden aparecer sensación de asfixia y taquicardias. Además, las personas con un cuadro agudo de ansiedad experimentan dolor muscular, incluyendo sensación de presión en el corazón que en muchas ocasiones se confunde con el dolor propio de un infarto.

Síntomas psicológicos: los pensamientos destructivos tales como “todo va a salir mal, siempre tengo mala suerte”, la negatividad sin razones concretas como “si en algún momento echan a alguien del trabajo, esa seré yo” y la sensación de incapacidad, entre otros, son síntomas de ansiedad. Además, en las crisis de ansiedad aparece una intensa sensación de miedo que te hace ponerte en alerta sin que haya una amenaza real que combatir e iniciando, por tanto, un bucle en el que no puedes evitar sentirte indefensa.

Síntomas conductuales: la dificultad para seguir con las rutinas sin duda es uno de los síntomas de la ansiedad que más afecta a los que la padecen. Esa incapacidad para responder a las demandas de su entorno, ya sea en el ámbito laboral, personal o familiar, hace que la persona se sienta poco válida y su estado de ánimo sea negativo.

Artículos Similares

Frutos rojos contra la próstata agrandada

Ejercicios para tener unos glúteos perfectos