¿Necesitan los niños un ‘coach’?

¿Necesitan los niños un ‘coach’?

Los niños tienen sus propios problemas

¿Se imaginan a un padre tirándose al suelo en mitad del supermercado y pataleando porque nadie le compra las galletas de las que se ha encaprichado? Quizá el ejemplo resulte exagerado, pero es lo que propone la ‘coach’ infantil Naomi Richards para atajar situaciones complicadas con los más pequeños: humor, grandes dosis de humor.

Y saber escucharlos y hablar mucho con ellos, pero sin bombardearlos con preguntas: hay que dejar fluir la conversación”, comenta de buenas a primeras esta experta británica que ha escrito ‘Mi hijo quiere ser astronauta’ (Aguilar), un práctico manual para que los padres aprendan a ayudar a sus hijos a solucionar problemas y superar miedos.

LO MEJOR PARA ELLOS

La sociedad ha cambiado. Ya no podemos dejar a nuestros hijos que jueguen solos en la calle, la tecnología es parte de su día a día… La vida es frenética y, a veces, les transmitimos nuestras frustraciones, cuando lo que deberíamos hacer es ayudarlos a convertirse en adultos responsables. Muchas veces pensamos que sabemos lo que es mejor para ellos, pero no es así”.

Y a renglón seguido ofrece un consejo que, a buen seguro, pocos padres habrán llevado a la práctica: “Si un niño recibe dinero el día de su cumpleaños, no debemos prohibirle que compre lo que quiera. Tiene derecho a elegir cómo lo gasta y a equivocarse o no”.

Naomi insiste en que ser padre es una profesión complicada, y a tiempo completo, y que no siempre se tienen todas las respuestas, aunque le gusta recalcar que la comunicación no verbal es básica: “Los abrazos, los besos o una sonrisa dicen más que las palabras. Les hacen sentirse queridos y seguros. Son fundamentales para que sean asertivos”. Palabra de “coach”.

Artículos Similares

Los cinco secretos para parecer más joven

Cómo tener una piel espectacular