Tres razones para que no te separes de tu botella de agua

Tres razones para que no te separes de tu botella de agua

Una correcta hidratación es fundamental tanto en verano (aún más), como durante el resto del año, pero además es que el agua puede ayudarte en otras tres cosas que te sorprenderán.

1. Evita el mal aliento. La saliva tiene cualidades antibacterianas, cuando no bebemos agua y estamos poco hidratadas, su cantidad decrece en la boca y produce halitosis. Así que bebe agua por ti y por todos los que te rodean.

2. La sed dispara tus ganas de comer azúcar. La deshidratación te vuelve hambrienta, o mejor dicho, ansiosa, particularmente de cosas dulces. Es frecuente cuando has estado entrenando y has bebido poca agua que el cuerpo use el glicógeno disponible, la consecuencia de que no te hayas hidratado suficientemente al practicar algún tipo de deporte es que, al terminar de entrenar, irás corriendo a comer cualquier cosa dulce que tengas a mano.

3. La falta de agua reseca la piel. Lo mejor para garantizar la frescura, belleza y lozanía de la piel es hidratarla desde dentro, y el mejor modo de hacerlo es beber agua suficiente. Eso sí, a la hora de determinar cantidades mínimas, unos expertos apuestan por un mínimo de dos litros de líquido (no solo agua) diarios y otros llegan incluso hasta tres, litros. Pero lo cierto es que lo que debes tener en cuenta es que la ingesta de agua debe ajustarse al estilo de vida de cada cual. Un dato adicional. Las personas que entrenan a diario o beben mucho café necesitan beber más agua porque el ejercicio te hace sudar y la cafeína funciona como un diurético.

Artículos Similares

Frutos rojos contra la próstata agrandada

Ejercicios para tener unos glúteos perfectos