Sorpresas en los Oscar

0
1542
Ana de armas
Ana de armas

Siempre hay algunas grandes sorpresas y decepciones en las nominaciones a los Oscar, por mucho que los estrategas del mayor galardón del cine global intenten mitigarlas. Pero el lote de nominados para la 95ª edición de los premios de la Academia parece tener más que su parte justa de sorpresas, buenas y malas.

NINGUNA DIRECTORA NOMINADA Y EL FRACASO DE BABYLON

Estas son algunas de las principales sorpresas y desaires que dan que hablar en Hollywood.

 

Angela Bassett da un empujón a Marvel

Hay 30 películas en el universo cinematográfico Marvel y ningún actor había sido nominado por su actuación en una hasta ahora, cuando Angela Bassett rompió el molde al obtener una nominación como actriz de reparto por interpretar a una reina afligida en Black Panther: Wakanda para siempre. Bassett ya había sido nominada antes –en 1994, por su personificación de Tina Turner en What’s Love Got to Do With It– y ahora se ha unido a un pequeño grupo de mujeres afroamericanas con múltiples nominaciones como actrices: Whoopi Goldberg, Octavia Spencer y Viola Davis.

 

Destronada La mujer rey

La mujer rey, de Gina Prince-Bythewood, ha quedado totalmente excluida de las nominaciones. Un giro sorprendente para una superproducción con buenas críticas, que en su momento hizo que muchos pronosticaran una nominación a mejor actriz para Viola Davis en el papel de la feroz líder Agojie. El pronóstico (fallido) incluía una nominación a mejor película y otra a mejor director. Ninguna mujer negra ha sido nunca nominada a mejor dirección, una estadística deplorable que, por desgracia, no ha cambiado este año.

 

Mujeres excluidas de la dirección

Deberíamos haberlo visto venir después de que los gremios de directores y productores seleccionaran películas dirigidas únicamente por hombres, pero la Academia tiene una composición diferente. Había esperanzas de que los miembros reconocieran algunas de las extraordinarias películas de este año que casualmente tenían a una mujer detrás de la cámara, especialmente después de dos años consecutivos de mujeres ganando el premio (Jane Campion y Chloé Zhao). Entre las posibles nominadas estaban Prince-Bythewood, Sarah Polley por Women Talking y Charlotte Wells por Aftersun.

 

La campaña por Andrea Riseborough funcionó

Este año fue un buen recordatorio de que los actores a menudo aprecian la interpretación al margen o incluso a pesar de la película que la rodea. Las campañas y los estrategas de los premios trabajan todo el año para reducir el número de nominados, pero este año hubo un giro de última hora: una campaña popular en las redes sociales impulsada por famosos pareció surgir en favor de Andrea Riseborough por su interpretación en la poco vista película indie To Leslie. Riseborough consiguió la nominación después de que Charlize Theron, Jennifer Aniston, Edward Norton, Gwyneth Paltrow y algunas otras estrellas alabaran su interpretación de una madre soltera del oeste de Texas en busca de redención.

 

Mejor actriz sorpresa

Riseborough no fue la única sorpresa: Ana de Armas también obtuvo una codiciada nominación por la generalmente mal recibida Blonde. Pero la mayor sorpresa fue la exclusión total de mujeres negras de la categoría, incluyendo a Davis por The Woman King y a Danielle Deadwyler por su universalmente alabada interpretación de Mamie Till-Bradley en Till. Al menos uno de esos puestos fue ocupado por Michelle Williams por The Fabelmans, lo que no era una garantía dado su desaire por parte del sindicato de actores, el SAG.

 

Algunas sorpresas internacionales

La categoría de largometrajes internacionales siempre tiene su cuota de descuidos. Después de todo, ¿por qué sólo hay cinco nominados para representar a todo el mundo? Pero este año una de las mayores sorpresas ha sido la exclusión de la aclamada película surcoreana de cine negro romántico Decisión de marcharse, de Park Chan-wook.

 

Un fracaso de Babylon

El sueño de Babylon terminó hoy, ya que la oda de Damien Chazelle a los días salvajes del cine mudo sólo obtuvo tres nominaciones por debajo de la línea por vestuario, música y diseño de producción. La película, que ha costado 80 millones de dólares, ha recaudado hasta ahora menos de 30 millones en taquilla y ha dividido a la crítica. Pero ésta podría ser también su propia historia de origen para ser reevaluada dentro de unos años. Incluso Ishtar es ahora un clásico de culto.

 

Paul Mescal entra en la carrera de actores

Puede que Aftersun, de Charlotte Wells, haya encabezado las listas de lo mejor de muchos críticos, pero no ha recibido mucho cariño de la Academia. La feliz excepción es que Paul Mescal se coló en la carrera a mejor actor, por su desgarradora interpretación de un padre soltero de vacaciones con su hija de 11 años.

 

RRR sólo consigue una nominación

RRR, la epopeya de acción maximalista de S.S. Rajamouli, de tres horas de duración, parecía que podría abrirse paso con una nominación a la mejor película, pero la querida cinta telugú sólo obtuvo una nominación, a la mejor canción por “Naatu Naatu”, de M.M. Keeravaani. No pudo optar a la categoría de película internacional, ya que India presentó otro filme.

 

Diane Warren dentro, Taylor Swift fuera

Hablando de la mejor canción, los Switfies –todavía enfadados porque el cortometraje no entró en la lista de finalistas– recibió otro golpe cuando “Carolina” de Taylor Swift, de Where the Crawdads Sing, quedó fuera de la carrera por la canción original. Sin embargo, Diane Warren consiguió su 14ª nominación por otra canción de una película de la que pocos han oído hablar (en este caso se trata de “Applause”, de la película Tell It Like a Woman).