Un nuevo bombardeo de Rusia deja al menos un muerto y 34 heridos en Ucrania

0
2203
Un nuevo bombardeo de Rusia deja al menos un muerto y 34 heridos en Ucrania
Un nuevo bombardeo de Rusia deja al menos un muerto y 34 heridos en Ucrania

Rusia lanzó su segunda gran andanada de misiles contra Ucrania durante la madrugada del lunes, dañando edificios e hiriendo al menos a 34 personas en la ciudad oriental de Pavlohrad, pero sin llegar a Kiev, dijeron las autoridades.

LAS TROPAS DE PUTIN LANZARON 18 MISILES CRUCERO DESDE LA REGIÓN DE MURMANSK Y DEL CASPIO

Las sirenas antiaéreas comenzaron a sonar en la capital alrededor de las 3:45 a.m., seguidas de los sonidos de las explosiones cuando los sistemas de defensa ucranianos interceptaron los misiles.

Dieciocho misiles de crucero fueron disparados en total desde la región de Murmansk y la región del Caspio, y 15 de ellos fueron interceptados, dijo el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Valerii Zaluzhnyi.

El jefe de la administración de la ciudad de Kiev, Serhii Popko, dijo que todos los misiles disparados contra la ciudad fueron derribados, así como algunos drones. No proporcionó más detalles, pero dijo que más información estaría disponible más adelante.

El ataque sigue al lanzamiento del viernes de más de 20 misiles de crucero y dos drones explosivos en Ucrania, que fue el primero en atacar a Kiev en casi dos meses.

Leer también [Bombardeo ruso en Ucrania deja más de 20 muertos]

En ese ataque, misiles rusos alcanzaron un edificio de apartamentos en Uman, una ciudad a unos 215 kilómetros (135 millas) al sur de Kiev, matando a 21 personas, incluidos tres niños.

En el ataque del lunes, los misiles alcanzaron Pavlohrad, en la región oriental de Dnipropetrovsk, e hirieron a 34 personas, incluidos cinco niños, según Serhii Lysak, el principal funcionario de la región.

Siete misiles dispararon contra la ciudad y “algunos fueron interceptados”, pero otros alcanzaron una instalación industrial, provocando un incendio, y un barrio residencial donde resultaron dañados 19 edificios de apartamentos, 25 viviendas, seis escuelas y cinco comercios, dijo.

En Jersón los ataques dejaron un muerto y tres heridos. ”El ejército ruso atacó barrios residenciales de zonas pobladas de la región y el edificio de una institución estatal en el centro de Jersón”, aseguró en Telegram Oleksander Prokudin, jefe de la administración militar.

”Después de esta agresión rusa, una persona murió y otras tres, incluyendo un niño, resultaron heridas”, dijo, precisando que la ciudad había sido bombardeada ocho veces en las últimas 24 horas.

Los misiles también impactaron en otras tres áreas de la región, dañando edificios residenciales y una escuela, dijo.

Moscú ha lanzado con frecuencia ataques con misiles de largo alcance durante la guerra de 14 meses, a menudo golpeando indiscriminadamente áreas civiles.

Ucrania recibió recientemente misiles Patriot fabricados en Estados Unidos, que proporcionan defensas antimisiles mejoradas, pero no estaba claro si alguno de ellos se empleó para tratar de detener el ataque del lunes por la mañana.

Ucrania también ha estado construyendo sus brigadas mecanizadas con armaduras proporcionadas por sus aliados occidentales, quienes también han estado entrenando a las tropas ucranianas y enviando municiones, mientras Kiev se prepara para una contraofensiva esperada esta primavera.

El sábado, dos drones ucranianos atacaron un depósito de petróleo ruso en Crimea en el último ataque a la península anexada mientras Ucrania se prepara para su contraofensiva.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, dijo en una entrevista la semana pasada que su país buscaría recuperar la península anexada por Rusia en 2014 en la próxima contraofensiva.

Leer también [Francia: 406 policías heridos tras protestas por reforma de pensiones]

Un sabotaje destruye un tren de mercancías en territorio ruso

Una nueva cadena de sabotajes caldea lo que parece la antesala de una inminente ofensiva ucrania contra las fuerzas ocupantes rusas. Un tren de mercancías ha sido destruido este lunes en la fronteriza región rusa de Briansk, apenas dos días después de que una oleada de drones hiciese pedazos los tanques de combustible del puerto de Sebastopol, en Crimea, ocupada por Rusia.

Hasta el momento no se ha aclarado la autoría del sabotaje, el primero de este tipo que ha logrado hacer descarrilar un tren ruso desde que comenzó la guerra, pero la acción refuerza el temor a las cada vez más frecuentes incursiones en el territorio controlado por Moscú.

Un artefacto explosivo no identificado explotó en el kilómetro 136 de la vía Briansk-Unecha. Como resultado, descarriló la locomotora de un tren de mercancías. No hubo víctimas”, ha anunciado el gobernador de la zona, Alexánder Bogomaz. El convoy transportaba combustible y materiales de construcción, y las imágenes que llegan del lugar muestran que parte de sus vagones se salieron de la vía y en el lugar se levantó una columna de humo y fuego.

Según la compañía ferroviaria estatal rusa, siete de los 60 vagones que transportaba el tren descarrilaron junto con la locomotora. Las fuerzas de seguridad rusas buscan al menos a dos personas que habrían sido grabadas por unas cámaras de seguridad.

El sabotaje del tren ocurre dos meses después de que otro grupo de saboteadores irrumpiera en Briansk y desatara el pánico en la zona. Ocurrió el 2 de marzo, cuando el llamado Cuerpo de Voluntarios Ruso, un movimiento paramilitar que se opone al Kremlin, cruzó la frontera desde Ucrania. Según Moscú, al menos dos civiles murieron durante los enfrentamientos con sus autoridades antes de que se retirasen de nuevo a territorio ucranio, aunque el grupo rebelde lo desmiente. El Gobierno de Kiev también se desvinculó del episodio.