Delincuentes balean a suboficial

0
350
Delincuentes balean a suboficial
Delincuentes balean a suboficial

CONTINÚAN ATAQUES A POLICÍAS. EN SU INTENTO POR NO SER DETENIDOS, “LOS FEROCES DE SANTA MARÍA” ATACARON AL EFECTIVO POLICIAL

No respetan ni a los policías. A menos de una semana de la terrible muerte de dos valerosos policías a manos de avezados delincuentes, un suboficial fue baleado por tres integrantes de “Los feroces de Santa María”, un grupo de hampones que hacía de las suyas en el populoso distrito de San Juan de Lurigancho.

Durante la mañana de ayer, el suboficial Eddy Daniel Mendoza Rivera fue desplazado por la Central de Emergencia 105 hacía el AA. HH Santa María, en San Juan de Lurigancho, donde se produjo un robo a mano armada.

El comerciante Gonzalo Humberto Briones La Torre (35) contó que tres malhechores, acompañados por una fémina, provistos de armas de fuego, lo interceptaron y le arrebataron 2000 soles, un celular y dos cajas de cerveza.

Tras ello, la victima dijo que los hampones huyeron rumbo zona alta del AA.HH de Santa María. En un acto de valentía, Mendoza Rivera no dudó en dirigirse a la zona, llegando a un inmueble, donde se habrían escondido los facinerosos posteriormente identificados como Luis Enrique Gutarra Terán (24), Juan Emilio Terán Mercado (24) y Gian Paul Rodríguez Terán (24), todos integrantes de la organización criminal “Los feroces de Santa María”, banda que había sembrado el terror en la zona.

Al intentar ingresar al predio, uno de los integrantes de la gavilla amenazó al efectivo con un revólver, motivo por el cual, el efectivo desenfundó su arma reglamentaria. Esta situación provocó la furia de los desalmados sujetos, quienes se abalanzaron contra el agente del orden, para intentar arrebatarle la pistola.

Durante el forcejeo, los maleantes dispararon al efectivo policial, impactándole una bala en el muslo derecho, hecho que fue aprovechado por los “amigos de lo ajeno” para darse a la fuga. El policía herido fue trasladado al hospital 10 de Octubre en Canto Grande, para posteriormente ser derivado al hospital Central de la Policía Nacional.

En un rápido accionar, miembros de Policía Nacional del Perú pusieron en marcha el Plan Cerco, logrando detener a los criminales, quienes sería primos. Las primeras diligencias determinaron que los maleantes poseen un amplio prontuario delictivo, por robo y tenencia ilegal de armas de fuego.

Se supo que durante el operativo, el suboficial Anderson Alexis Pozo Reátegui también resultó herido, pues fue mordido por un Pitbull de propiedad de los detenidos. Producto del ataque fue conducido al hospital de Canto Grande.
Lamentablemente, en lo que va del presente año, la familia policial ha perdido a 15 de sus miembros, valientes efectivos asesinados por el narcotraficantes y miembros de bandas delictivas.