Dictan 8 años y tres meses de cárcel contra César Álvarez

0
148
César Álvarez Aguilar
César Álvarez Aguilar

El exgobernador regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, fue condenado a 8 años y tres meses de prisión por coludirse con Odebrecht para construir el corredor trasandino más  grande del mundo, a cambio de coimas por un total de US$ 2,6 millones.

Se trata del primer caso que llega a su fin en la trama de sobornos que lideró la empresa
brasileña en el Perú y dejará un precedente para los procesos que se ventilan en el marco del caso Lava Jato.

La sentencia dictada por la jueza anticorrupción Nayko Coronado Salazar por el delito de colusión agravada en agravio del Estado incluye a otros siete exfuncionarios del gobierno regional, quienes además deberán pagar una reparación civil de S/10 millones en forma solidaria. El 80% de este monto deberá ser abonada por Álvarez.

Se exoneró de responsabilidad penal a tres exfuncionarios: Roger Francisco Carranza Quiñones, encargado del área de Fiscalización; Ángel Rondan Ramírez, subgerente de
administración financiera, por insuficiencia probatoria; y a Moisés Ángeles Obregón,
subgerente de supervisión, por duda razonable. Lo expuesto por la magistrada es
un adelanto de la condena; el viernes 21 se hará la lectura íntegra del fallo.

CASO LA CENTRALITA

Este juicio no forma parte de las investigaciones del Equipo Especial Lava Jato ni fue confesada por Odebrecht cuando firmó el acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, en diciembre del 2016. La Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, a cargo de Elmer Chirre, la impulsó el 2015 como parte de las denuncias por crimen organizado que se entablaron
contra Álvarez en el denominado  caso ‘La Centralita’.

En base a declaraciones de testigos protegidos y colaboradores eficaces de Perú y Brasil, la fiscalía logró establecer que Álvarez -quien actualmente cumple condena de dos años por malversación de fondos- recibió los sobornos a través de dos off-shores creadas en Antigua y Barbuda y Hong Kong.