El misterioso caso del agricultor que mató a su familia en navidad

0
365
El misterioso caso del agricultor que mató a su familia en navidad
El misterioso caso del agricultor que mató a su familia en navidad

La vida de Charles Davis Lawson (43) parecía ser tranquila. Era un granjero que cultivaba tabaco en su terreno de Germanton, Carolina del Norte, Estados Unidos. Sin embargo, el mismo día de navidad de 1929, mató a su esposa y seis de sus siete hijos a punto de escopetazos y demoledores golpes.

REUNIÓ LOS 7 CUERPOS EN SU GRANERO, LES PUSO LAS MANOS CRUZADAS Y UNA PIEDRA BAJO LA CABEZA PARA FINALMENTE PEGARSE UN TIRO EN UN BOSQUE CERCANO A SU GRANJA

Aquel día, el trabajador de nivel económico acomodado para el rubro en el que se desempeñaba en la época quiso darle una alegría a su familia. Los llevó a la ciudad para comprarse ropa nueva y tomarse una fotografía en conjunto para conmemorar las festividades.

Fannie Manring (37) había preparado un pastel con pasas para la ocasión, pero ni la celebración cambió el semblante de los rostros de los integrantes de su unión con el hombre. Lucían tensos, muy serios, como si algo escondieran o si estuvieran atravesando un mal momento.

Ya en su vivienda, Charles se sentó en su granero y estuvo repasando su plan desde inicio a fin. Sabía que sus hijas Carrie (12) y Maybell (7) acudirían a visitar a sus tíos. Cuando ellas pasaron por su mira apuntó bien el arma de fuego y les disparó a quemarropa. Luego las golpeó y colocó sus cuerpos en su galpón.

Segundos después se dirigió donde Fannie, quien estaba sentada en su auto, y también la acribilló. Su masacre siguió en su casa, donde fulminó a Marie (17), James (4) y Raymond (2). Ellos corrieron e intentaron esconderse, pero su progenitor los agarró.

La más pequeña era Mary Lou, solo tenía cuatro meses de nacida y tampoco se salvó. Lawson la golpeó en la cabeza y tiempo después se conoció que su muerte se produjo por fractura de cráneo.

El único sobreviviente

Para su fortuna, Arthur (16) había salido a otro lugar por un encargo. Al llegar a su domicilio se encontró con el peor suceso de su corta vida. Toda su familia estaba muerta en el granero. Todos tenían los brazos cruzados y una piedra bajo la cabeza, como si se tratara de un acto de culto.

Su padre fugó antes de que llegue el menor de edad. Momentos después llegó la policía y una multitud de personas, entre allegados y curiosos, para conocer lo que había pasado. Las diligencias esperaban descubrir al asesino en serie lo antes posible, pero las pistas llegaron al escuchar un fuerte disparo.

La ejecución del proyectil se localizó a lo lejos, por el bosque. La policía fue sin dudarlo y encontraron los restos de Charles. Se había suicidado tras dar vueltas en unos árboles. A su costado dejó unas cartas de su puño y letra en las cuales plasmó los motivos por los cuales mató a su esposa e hijos.

Por su parte, las autoridades analizaron los escritos, pero no revelaron las excusas del fallecido y a raíz de ello se especularon muchas teorías de lo que pasó en la casa de los Lawson. Los cuerpos fueron enterrados en un cementerio familiar a pocos días de la ejecución.

Hipótesis de la matanza

Una de las sospechas más fuertes trata sobre un supuesto abuso sexual de Charles a su hija Marie. El libro “White Christmas, Bloddy Christmas” (Blanca Navidad, Sangrienta Navidad), publicado en 1990, se denunció esta hipótesis desde una fuente anónima.

Asimismo, Stella Lawson, un familiar cercano de los fallecidos, indicó que escuchó a su madre y a las cuñadas y tías de Fannie comentando sobre la relación incestuosa de la adolescente y su padre. Pese a ello, no era algo que comentaban habitualmente con otros.

Según contó una amiga cercana a Marie, ella le contó antes del día de navidad y de su muerte que estaba embarazada a su corta edad y el hijo que iba a tener era con su propio papá. Otro amigo, identificado como Hill Hampton, mencionó tener conocimiento de los problemas que tenían los occisos, pero no brindó mayor detalle.

La última teoría apunta que Charles Lawson había sufrido una lesión en la cabeza, lo cual le ocasionó una especie de demencia. Algunos pensaron que por ello estaba alterado y asesinó a los suyos. Finalmente, la autopsia realizada al asesino arrojó que su cerebro no presentaba anomalías extrañas.