El opositor ruso Alexei Navalny, en coma tras ser envenenado

0
203
Alexei Navalny
Alexei Navalny

El líder opositor ruso Alexei Navalny ha sido envenenado. Está hospitalizado después de que el avión en el que viajaba desde Siberia a Moscú aterrizara de emergencia en Omsk. Así lo ha anunciado en Twitter su secretaria de prensa, Kira Yarmysh. Navalny se encuentra actualmente en cuidados intensivos. El hospital Número 1 de Omsk ha confirmado este hecho, especificando que se encuentra en reanimación por ingesta de sustancia tóxica, informa TASS.

OXIBUTIRATO DE SODIO ES LA SUSTANCIA CON LA QUE PRESUNTAMENTE LE DIERON DE BEBER EN UN TÉ

Según el periódico NGS.Omsk, Alexei Navalny se encuentra en coma inducido y conectado a un respirador. Anatoly Kalinichenko, el médico jefe adjunto del hospital de Omsk donde está ingresado el opositor, dijo que los médicos “están trabajando para salvarle la vida”. “Su condición es estable y continúa la terapia intensiva. Hemos avanzado algo en el diagnóstico de la enfermedad: se han hecho varias docenas de pruebas con las muestras de su sangre, y estudios el funcionamiento del cerebro y otros órganos“, dijo el doctor. Continúa el tratamiento activo, explicó Kalinichenko, que poco antes avisó de que no hay certeza absoluta “de que la causa de su estado se deba a una intoxicación”.

Los médicos sospechan que se trata de una intoxicación con oxibutirato de sodio, una sustancia que se emplea como anestesia y que también se usa en pequeñas dosis como droga recreativa, informa el canal ‘Baza’. Esta sustancia es incolora e inodora, por lo que se puede agregar fácilmente al té. A menudo es usada por violadores, que eligen el oxibutirato de sodio para “anular” a sus víctimas. Pero para envenenar a una persona se deben agregar al menos 20 o 30 mililitros. Esta sustancia tiene un sabor salado, por lo que la víctima puede en algunos casos detectar algo raro. Navalny no tuvo molestias durante los días previos, en los que estuvo recopilando material en Siberia para nuevas investigaciones sobre corrupción.

Yarmysh sugiere que la sustancia tóxica estaba mezclada con el té. “Los médicos dicen que la toxina se absorbió rápidamente a través del líquido caliente“. Lo único que había tomado Navalny fue un té durante la mañana.

Un pasajero (que resultó ser el DJ ruso Pavel Lebedev) volaba en el mismo avión y tomó una imagen de Navalny tomando té antes de embarcar. Según su relato, el opositor fue durante el vuelo al cuarto de baño “y no salió”. Empezó a gritar y hubo que aterrizar para que lo atendiesen, según se aprecia en el vídeo que grabó.