¡Histórico! Perú potencia mundial de matemática junto a Rusia y EE.UU.

0
306

Delegación de matemática ubicó al país entre los mejores del mundo en Olimpiada Mundial Femenina de Matemática. Carla Fermín logró su tercera medalla de oro consecutiva.

En medio de la pandemia, la delegación peruana de matemática tuvo una brillante participación y ubicó al Perú entre los primeros lugares en la Olimpiada Femenina Mundial de Matemática (EGMO 2021), realizada del 9 al 15 de abril de manera virtual desde Georgia.

El equipo peruano conformado por Carla Fermín, Dariam Caparachin y Angie Alcántara, del Colegio Saco Oliveros; y Flor Luna, del Colegio Prolog, consiguieron tres medallas de oro y una de plata que colocaron al Perú en lo más alto de la tabla de posiciones solo detrás de Rusia y EE.UU.

También es la primera vez que un país de Iberoamérica logra tal ubicación en la historia de las olimpiadas de la EGMO, que convoca cada año a los mejores talentos del mundo.

TRICAMPEONA

Con tan solo 16 años, Carla Fermín Jiménez se coronó por tercera vez consecutiva como una de las mejores exponentes de las matemáticas. Anteriormente, ganó la EGMO en Ucrania 2019 y en Países Bajos (Holanda) 2020.

“Para mí es un gusto representar al Perú y seguiré haciéndolo por mi familia y por todos aquellos que nos apoyan a pesar de la crisis sanitaria que vivimos, para seguir dejando en alto el nombre de mi país”, afirmó Carla.

Además, ha ganado medallas en la olimpiada iberoamericana y sudamericana de matemática. Este fue su segundo año de participación de forma remota por la que se preparó con ahínco para superar los dos exámenes de la competencia.

“A todas nos ha costado muchísimo conseguir estas medallas, pero vernos en el tablero general ubicadas entre países que son potencias mundiales nos emociona y nos anima a seguir participando en estos concursos”, añadió Carla.

 

MÁS MEDALLAS

En su primera participación internacional, Dariam Caparachin (16 años), obtuvo el mayor puntaje de la delegación peruana. Ella celebró en casa con los suyos este primer triunfo internacional que sorprendió a la comunidad matemática olímpica.

“Mis padres han sido testigos de cuanto me preparé y de cómo tuve que concentrarme para no tener distracciones y rendir el examen de manera adecuada. Para nuestra preparación revisamos problemas de exámenes de olimpiadas anteriores y lo reforzamos con nuestros profesores de manera virtual”, manifestó Dariam.

HERENCIA MATEMÁTICA

Angie Alcántara (14 años) consiguió la medalla de plata y mostró su satisfacción apenas se enteró de la noticia. El año pasado, también formó parte de la delegación y se hizo acreedora de la medalla de bronce, siendo una de las más jóvenes de la competencia.

«Fue una experiencia nueva para mí, no pude disfrutar del intercambio cultural con las participantes por motivo de la pandemia, pero igual afronté este reto con mucha responsabilidad y estoy muy contenta», mencionó la adolescente que cursa el cuarto año de secundaria.

Ella quiere seguir los pasos de su hermano, quien estudia becado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), considerada la mejor universidad del mundo. Raúl Alcántara fue en años anteriores también ganador de medallas de oro en competiciones internacionales. Él estuvo muy pendiente de la participación de Angie.

«Sin duda, todo lo que consiguió mi hermano es mi inspiración, mi modelo a seguir y continuaré esforzándome por hacer mi propio camino, apoyada por mi familia a la cual amo», expresó emocionada.

Por su parte, Flor Luna (16 años) obtuvo la tercera medalla de oro. El año pasado también formó parte de la delegación y logró la medalla de plata.

La EGMO 2021 convocó a más de 200 estudiantes mujeres de 55 países de todo el mundo, como EE. UU., Rusia, Finlandia, Inglaterra, Francia, Rumania, Alemania, España, México, Japón, Brasil, entre otros.

El evento, que se desarrolla hace más de 10 años, se propone romper la falsa percepción de que las matemáticas son exclusivas de los hombres. Por eso, cada año cientos de estudiantes compiten para demostrarle al mundo que hay muchas mujeres dedicadas a las ciencias y con ello erradicar esa creencia que aún convive en nuestras sociedades modernas.