La Fresa: el sabor de la vida

0
1294
Fresa el sabor de la vida
Fresa el sabor de la vida

Evita la obesidad, el envejecimiento prematuro y la descalcificación de huesos

Su sabor agridulce intenso envuelve a los más ricos postres de nuestro país. La fresa es el deleite de chicos y grandes…Pero, ¿sabía que es capaz de evitar el envejecimiento prematuro, proteger nuestra vista o calcificar nuestros huesos? ¡No dejes de comerlas a diario!

Una de las frutas más apreciadas ya desde la Antigüedad es la fresa, pequeña delicia que destaca por su intenso sabor y sus excelentes propiedades nutritivas.

De hecho, posee más cantidad de vitamina C que muchos cítricos. Constituye el complemento ideal para acabar con un broche de oro una suculenta comida, ya sean solas, con leche o en postres más elaborados. Además, tienen un importante valor industrial, ya que se utiliza para elaborar otros muchos productos como batidos, helados, mermeladas, yogures o gelatinas.

Fuente rica en vitaminas y manganeso

Las fresas son una fuente de vitaminas del grupo B, tales como vitamina B6, la niacina, la riboflavina, el ácido pantoténico y el ácido fólico. También poseen una considerable cantidad de vitamina C.
El manganeso es un mineral que actúa como un potente antioxidante y antiinflamatorio natural. Una taza de fresas contiene 21 gramos de manganeso.

Beneficios y propiedades de la fresa

Poseen grandes cantidades de elementos muy necesarios para nuestra salud. Sobre todo, la ya mencionada vitamina C, una sustancia antioxidante que, además, protege al cuerpo fortaleciendo el sistema inmune. Sus ácidos orgánicos poseen efectos desinfectantes y antiinflamatorios.

Las fresas son ricas en agua, incorporan propiedades diuréticas, excelentes para personas que quieran perder peso y que tengan tendencia a retener líquidos. Este efecto diurético también beneficia a aquellos que padecen cálculos renales, hipertensión y ácido úrico.
Ofrecen importantes cantidades de compuestos llamados salicilatos, unas sales muy positivas para prevenir enfermedades cardiovasculares, degenerativas y cáncer.

Antioxidante

Las fresas contienen fenoles, un compuesto químico. La antocianina es un tipo de fenol muy abundante en las fresas y que le proporciona su característico color. Es conocido también por sus poderosas cualidades como antioxidante natural que mantiene la salud de las células.

Combate resfríos y cicatriza heridas

Nos protege de los resfriados y ayuda a cicatrizar heridas, por su contenido en vitamina C.

Antiinflamatorio natural

Los fenoles ayudan también a luchar contra los procesos inflamatorios del organismo inhibiendo la producción de la enzima ciclooxigenasa, del mismo modo que lo hacen compuestos como la aspirina o el ibuprofeno.
Contra la osteoporosis
Las fresas tienen un alto contenido en magnesio, potasio y vitamina K, que ayudan a potenciar la salud de los huesos.

Protege la vista

Algunos estudios han señalado que las fresas mejoran la salud de los ojos al disminuir el riesgo de degeneración macular.

Efecto anti-envejecimiento

El ácido elágico presente en las fresas mejora la elasticidad de la piel y retrasa la aparición de los signos del envejecimiento, como las arrugas y la flaccidez, al tiempo que la biotina (componente) contribuye a mantener un cabello y unas uñas sanas.

Ayudan a perder peso

Por su bajo contenido calórico y su alto contenido en nitrato, las fresas son un buen aliado para las dietas de pérdida de peso. Ayudan a reducir el apetito y favorecen la circulación sanguínea.

Contribuye al crecimiento

Para aquellos niños, que aún están en la edad del crecimiento, sería una deliciosa solución. Por su contenido en Vitamina B9, los ayudaría a crecer correctamente.

Quita manchas de la piel

Si quieres eliminar manchas de la piel como, por ejemplo, las cicatrices de acné, mezcla ¼ taza de fresas frescas hechas puré, un plátano maduro, ¼ taza de crema agria o yogurt natural y 1 cucharada de miel. Aplica en el rostro y enjuaga luego de 20 minutos.

Poderoso hidratante

Para tener la piel bien hidratada, luminosa y bien suave al mínimo tacto, prepara una mascarilla de puré de 5 fresas y 2 cucharadas de miel. Aplícala durante unos 15 minutos sobre tu rostro y enjuaga con agua tibia.

Gran antiarrugas

Necesita dos ingredientes, unas siete fresas maduras, y una clara de huevo. Lo primero es aplastar bien las fresas para obtener una masa. Cuando están bien machacadas las fresas, agrégueles la clara de huevo. Y revuelva bien toda la mezcla. Esta mascarilla se aplica mejor con un algodón. Póngalo sobre el rostro con movimientos suaves y circulares. El algodón ayuda a evitar irritaciones. Deje actuar los ingredientes por 15 minutos, y retire con agua. Si tiene la piel muy delicada, o es muy alérgica, no utilice esta mascarilla.