Niegan licenciamiento a Universidad Garcilaso de la Vega

0
280
Universidad Garcilaso de la Vega
Universidad Garcilaso de la Vega

DEBE CERRAR EN LOS PRÓXIMOS DOS AÑOS. NO CUMPLIÓ CON NINGUNA CONDICIÓN BÁSICA DE CALIDAD. SUNEDU DETECTÓ DEFICIENCIAS EN GESTIÓN Y SOSTENIBILIDAD FINANCIERA.

La Superintendencia Nacional de Educación Superior (Sunedu) le negó el licenciamiento de funcionamiento institucional a la Universidad Inca Garcilaso de la Vega (UIGV) por no cumplir con los requerimientos según la Ley Universitaria.En consecuencia, deberán cesar sus actividades en un máximo de dos años.

Cabe señalar también que la universidad, la cual alberga a 16,500 alumnos en 10 sedes educativas,  queda impedida de convocar admisiones por nuevos ingresantes, bajo cualquier modalidad.

CALIDAD EDUCATIVA

Según la Sunedu, dicha casa de estudios no cumplió ninguna de las Condiciones Básicas de Calidad (CBC), indispensables para la prestación del servicio educativo de nivel universitario en el Perú.

“La universidad no presentó planes de estudio para todos sus programas declarados y, en el caso de los planes que sí fueron remitidos, la información es inconsistente”, explicó la entidad.

Asimismo, la institución señaló que la UIGV no tiene una estructura organizacional definida ni cuenta con todo el personal a cargo requerido. “Además, sus instrumentos de gestión no están articulados entre sí”, añadió.

Otro problema detectado fue que la universidad no demostró la culminación de la mayoría de sus proyectos de investigación para el periodo 2017-2019. “Los únicos proyectos culminados no cumplen con criterios de integridad científica”, señaló.

También se detectó que la casa de estudios no tenía, en el periodo 2019-I, docentes investigadores que estén ejecutando proyectos.

FACTOR ECONÓMICO

La Sunedu concluyó que la UIGVpresenta riesgos en la gestión administrativa y financiera, lo cual no le permitiría garantizar la asignación de los recursos necesarios para la mejora y mantenimiento de las CBC en el corto y mediano plazo.

Recientemente, la entidad de control de la calidad universitaria sancionó a dicha casa de estudios por haber emitido títulos profesionales a bachilleres egresados de otras universidades, una práctica que contraviene lo establecido en la Ley Universitaria.

CORRUPCIÓN

Además, inició un procedimiento sancionador por el presunto uso indebido de activos y excedentes universitarios, así como por excesos en las atribuciones conferidas al rector de la universidad, Luis Cervantes Liñán. En el año 2013, este personaje fue cuestionado por asignarse un sueldo mensual que ascendía a los S/2 millones.

Trabajadores de la casa de estudios denunciaron, en ese entonces, que el rector puso en cargos de importancia a sus familiares para que ganen sueldos igual de exorbitantes.

GRADOS TIENEN VALIDEZ

El superintendente de la Sunedu, Martín Benavides, aseguró que los títulos y grados obtenidos por los egresados de la mencionada universidad tienen plena validez y que son reconocidos.

Asimismo, indicó que de ninguna manera se afectará a los egresados y graduados de dicha casa de estudios y manifestó que el cese de actividades por incumplimiento de las Condiciones Básicas de Calidad no guarda relación con esos títulos.

Cabe indicar también que voceros de la mencionada entidad explicaron que quienes estén cursando sus ultimos ciclos de estudios superiores podrán seguir estudiando, considerando que estos deben concluir antes de que se venza el plazo para el cierre definitivo de la institución.

RECONSIDERACIÓN

La UIGVemitió un comunicado tras la denegación de su licencia institucional. Según indican, presentarán a la Sunedu un recurso de reconsideración “conforme lo establece la ley”, esperando así obtener el visto bueno y continuar operando en sus diferentes sedes.

“Estamos seguros que a través de este recurso quedará demostrado que nuestra casa superior de estudios, con más de 54 años al servicio del país, cumple con las condiciones básicas de calidad como lo demuestran nuestros miles de egresados y profesionales”, se lee en el comunicado.