¡Vamos! Ya es momento de que inviertas tiempo en tu desarrollo profesional

0
172

Nos animamos a decir que, a esta altura de nuestra vida, has incursionado en algún curso o capacitación de modalidad virtual, y, además, si bien al principio puede haberte costado un poco, de una u otra forma, has terminado encontrándole la vuelta y sacándole provecho.

Las ventajas están a la vista: son más económicos, te ahorran tiempo y dinero en transporte, y son mucho más cómodos, ya que se pueden hacer desde el bienestar del hogar. Por todo esto, junto con el hecho de que sólo necesitas un dispositivo o laptop con acceso a internet, nos animamos a decir que los cursos on-line son mucho más accesibles para todos.

También, dependiendo de cómo esté diagramado, da la posibilidad de intercambiar experiencias y aprendizajes con personas de cualquier parte del mundo. Eso suma un plus de enriquecimiento con el que la presencialidad no puede ni soñar.

Una modalidad que llegó para quedarse

Algunos ya estábamos acostumbrados a estudiar o trabajar de forma virtual. Pero la mayoría de la sociedad tuvo que adaptarse de golpe a una dinámica totalmente distinta a la que usualmente manejaban.

Puede que hayas detestado toda esta digitalización desde el minuto cero, o tal vez no tanto, pero seguro que finalmente te has acostumbrado. Lo más probable es que hayas adaptado tu hogar, actualizado tus equipos y poco a poco esta forma de comunicarte, capacitarte y trabajar, se haya convertido en parte de tu cotidianeidad.

Con respecto a los cursos on-line, el mundo digital se lució con la enorme cantidad y variedad de capacitaciones disponibles en la red. Sólo basta con poner una palabra clave en el buscador para que aparezca una larga lista de opciones. Hoy por hoy, existe la posibilidad de estudiar casi cualquier cosa, de forma digital.

¿Qué puedes estudiar?

Vamos por partes: Tal vez estés pensando en que quieres ocupar tu tiempo libre en capacitarte, pero con tanta variedad, no sabes bien hacia que curso on-line inclinarte. Esto es algo que no debe detenerte y en donde la virtualidad puede ayudarte.

El gran número de posibilidades de cursos y temáticas, y su infinidad de formatos y duraciones, dan la posibilidad de probar diferentes opciones e ir viendo que es lo que más te convence. Y si sabes ya que rubro te interesa, investiga sobre las especializaciones disponibles para descubrir cuál es la mejor para ti.

Sácale ventaja a los cursos on-line cortos y elige sin miedo. Existen varias opciones súper económicas o hasta gratuitas para poder probar. Al fin y al cabo, si no te gusta, habrás aprendido algo nuevo, y como dicen, el conocimiento no ocupa lugar.

Cómo sabes cuál es el mejor formato de curso para ti

Una vez que hayas decidido que es lo que quieres estudiar, queda que elijas la metodología o el espacio donde se dictará el curso online. Las opciones serán inacabables, por eso, trata de no inclinarte por el primero que te aparezca. Ponte a investigar para conseguir que la experiencia sea lo más redituable y placentera posible.

Encontrarás plataformas con años de experiencia en el campo y con una amplia variedad de formatos de capacitación. También podrás descubrir cursos y hasta carreras dictadas por grandes universidades. O a especialistas o influencers que se hayan inclinado al campo de la educación para compartir sus conocimientos.

Para escoger el mejor, debes tener en cuenta para qué estás haciendo este curso. ¿Buscas una salida laboral? ¿Profesionalizar y perfeccionar tu carrera? ¿O sólo quieres aprender un nuevo hobbie? Según esto, podrás elegir el espacio dependiendo de la certificación o validación que te otorgue.

También tendrás opciones variables de horarios, formas de cursadas y plataformas e-learning. Por ejemplo, si sabes que no puedes destinar un momento de la semana fijo a tus estudios, puedes optar por cursos con clases grabadas y que puedas realizarlos a tu ritmo. Si no, tendrás la opción de clases en vivo o simplemente con formularios e información digital disponible.

Tips para elegir el mejor curso para ti

Cómo te hemos comentado, cuando empieces a indagar, podrás ver un montón de espacios de capacitación virtual: Universidades, instituciones virtuales, personas individuales, etc. Como todo lo referente a la capacitación online, las ofertas serán casi infinitas. Por eso, hay una serie de tips que pueden servirte para elegir el mejor.

Primero que nada, busca las opiniones de las personas que ya hayan participado de ese curso on-line anteriormente. Será la información más certera sobre su calidad ya que son individuos externos a las plataformas, así que su opinión será 100% real.

También, puedes chequear el sistema de asistencia al estudiante. Es decir, indagar en si podrás consultar entre clases, cómo y dónde estará cargado el material de consulta, y si podrás pedir ayudas técnicas ante problemas con la plataforma.

Luego, como ya te hemos mencionado, puedes terminar de elegir según la modalidad, duración y la certificación que se otorgue. Lo importante es que, elijas el que elijas, le dediques el tiempo correspondiente para que puedas hacerlo a conciencia y disfrutes del proceso sin que sea una carga.

Cómo completar correctamente el curso on-line, sin morir en el intento

Si es tu primer curso on-line, pueden servirte los siguientes consejos o recomendaciones para poder completarlo de la mejor manera. Ten en cuenta que si estás acostumbrado a la modalidad física o un poco oxidado con el ritmo de estudio, el primero puede ser un poco más difícil.

  1. Prepara un espacio físico en el que puedas concentrarte en la cursada. Debe ser tranquilo, luminoso y cómodo.
  2. Organiza tu tiempo para enfocarte al 100% y poder desconectarte del resto de tus tareas cotidianas.
  3. Antes del comienzo del curso, revisa el funcionamiento y el manejo de la plataforma. Así, podrás saldar dudas previamente y poder aprovechar el momento de la clase al máximo.
  4. Destina momentos del día a poder repasar y leer la información trabajada.
  5. Revisa tu conexión y el estado de los materiales con los que vas a realizarlo para prevenir problemas técnicos en el medio de las clases.
  6. Trata de aprovechar todas las instancias con los docentes, pregunta en las clases y sácate las dudas sobre los temas tratados en cada encuentro.
  7. Toma apuntes y autoevalúate con regularidad para asegurarte que los contenidos se fijen.
  8. Descansa cuando sea necesario. Trata de no encerrarte un día completo frente a la pantalla, ya que, eso hará que al momento de enfocar tu atención estés disperso.

Quítate el miedo, es sólo cuestión de encender tu laptop

Capacitarse nunca fue tan fácil y accesible como en este momento. La disponibilidad y cantidad de oferta de cursos on-line es infinita. Puedes encontrar opciones de cualquier cosa. Los avances tecnológicos y la hiperconectividad facilitan todo el proceso.

Todo esto, impulsado por la situación de pandemia que se está viviendo y la necesidad de quedarse en casa para cuidarse, hace que estudiar desde la comodidad del hogar, hoy sea parte de la cotidianeidad de todo el mundo. Lo único que necesitas es juntar ganas, tener acceso a internet y empezar ¿Estás listo?