Buscan fosas con chicas asesinadas por ‘hijos de dios’

0
1048

En operativo policial a nivel nacional se detuvo a 21 asesinos que torturaban o mataban chicas que no querían prostituirse

Agentes que investigan el tráfico de personas allanaron una serie de locales donde la mafia venezolana ‘Los hijos de Dios’, prostituían a decenas de mujeres en Lima, Chiclayo, Junìn, Huancavelica, Pasco, Ucayali, Tacna e Ica y se detuvo a 21 sicarios que torturaban a mujeres que se negaban a seguir prostituyéndose, asì como a otras las asesinaron y sus cadàveres fueron enterrados en fosas que la policìa se encuentra buscando en diferentes regiones del paìs.

En horas de la madrugada, los agentes, de manera coordinada, allanaron los inmuebles en Lima en los distritos de San Juan de Miraflores, Villa El Salvador y San Juan de Lurigancho, además que ingresaron a la celda de los penales Ancòn 1 y Canto Grande, desde donde se coordinaba el pago de ‘cupos’. Los detenidos fueron 11 y se liberó a 60 mujeres que eran obligadas a prostituirse. En Junìn se detuvo a 9 personas y en Lambayeque a un sujeto.

FOSAS

El titular de la Segunda Fiscalìa de Crimen Organizado, Cèsar Changa, informò sobre los alcances de este operativo y dijo que se habìa desbaratado a la facciòn mas violenta y sanguinaria de ‘Los Hijos de Dios’, ya que en los celulares incautados a las mujeres prostituidas se hallaron videos donde los criminales asesinan a mujeres que se rebelaron y deseaban retirarse.

“Estos sujetos les enviaban esas imàgenes para intimidarlas, pero sabemos que son de las jóvenes Priscila y Rubì a las que mataron e hicieron desaparecer. Tenemos informaciòn que en Chiclayo se han encontrado una serie de fosas y se està en la bùsqueda de restos porque hay mujeres asesinadas. En esta vivienda se torturaba a mujeres y las dejaban sin agua o alimentos cuando desobedecìan”, explicò el magistrado.

Mientras que se informò que en los penales de Challapalca y de Junìn, la policìa tambièn ingresò en las celdas de los cabecillas de esta organizaciòn y hallaron documentos con órdenes de asesinatos y otros cobros de cupos.

Se supo que esta organizaciòn cobra a cada mujer 200 soles semanales por seguridad, asì como por alimentaciòn otros 150 soles y por prèstamo por traerlas al Perù 250 soles pero con altos intereses.