EE.UU: Rusos hackean correos a 27 fiscales

0
217
Departamento de Justicia de Estados Unidos
Departamento de Justicia de Estados Unidos

El Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ por sus siglas en inglés) aseguró que las cuentas de correo electrónico de 27 trabajadores de fiscalías federales fueron hackeadas. Las autoridades culpan a piratas cibernéticos de origen ruso que cometieron el ciberataque con el software llamado SolarWinds.

ASEGURAN QUE LOS RESPONSABLES SON CIBERCRIMINALES QUIENES TAMBIÉN INTENTARON INTERFERIR EN LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES DEL AÑO PASADO

Se sabe que este es un programa que permite detectar, diagnosticar y resolver rápidamente los cortes de problemas del rendimiento del internet. Presumen que los ciberdelincuentes empezaron con su fechoría desde 2019 al penetrar los sistemas del gobierno norteamericano y de grandes compañías del país.

Los agraviados pertenecen a unos 15 estados y también habrían entrado a otros dominios propios entre el siete de mayo y el 27 diciembre de 2020. Ellos pertenecen a California, Columbia, Florida, Maryland, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Pensilvania, Texas, Vermont, Virginia y Washington.

De acuerdo con la información, los datos comprometidos incluyen a “todos los correos electrónicos y archivos adjuntos enviados, recibidos y almacenados, y los archivos adjuntos encontrados dentro de esas cuentas durante ese tiempo” para fines aparentemente fraudulentos, pero sin algún objetivo esclarecido.

Leer también [Sicario de 21 años se tatuaba una lágrima por cada víctima]

Hay otros afectados en “menor grado”

Conforme indicó el DOJ, hay más funcionarios afectados en “menor grado”. Los hackers burlaron las contraseñas para ingresar a los correos de “al menos 80% de los empleados” en las oficinas que pertenecen a los distritos del norte, sur, este y oeste de Nueva York para tener los mismos fines presuntamente turbios.

La profesora de la Facultad de Derecho de Columbia, estado de Carolina del Sur, fue una antigua fiscal federal en Nueva York. “No recuerdo que alguien me trajera un documento en lugar de enviármelo por correo electrónico por motivos de seguridad”, comentó respecto a su experiencia laboral pasada en la entidad.

Además, sostuvo que las cuentas de las instituciones contenían información de carácter sumamente confidencial. Entre ellos se encontraban conversaciones y discusiones sobre estrategias de casos importantes, nombres de informantes secretos, entre otros materiales clasificados que no eran de fácil acceso.

Sospechan que Rusia está detrás de todo

Estados Unidos impuso sanciones a Moscú, capital de Rusia, el pasado 15 de abril por presuntamente interferir en las elecciones presidenciales de 2020, en las que ganó Joe Biden, del Partido Demócrata. Según informaron, también estarían involucrados en los últimos ciberataques masivos de SolarWinds.

Leer también [Shakira iría a juicio por fraude fiscal]

Incluso, la Casa Blanca, lugar donde vive el mandatario estadounidense, acusó formalmente al Servicio de Espionaje Exterior de Rusia (SVR, en inglés) por lo sucedido en aquella época. “No podemos permitir que una potencia extranjera interfiera impunemente en nuestro proceso democrático”, arremetieron.

Por otra parte, el Servicio de Seguridad Ruso (FSB, antiguo KGB) calificó de infundadas las acusaciones en su contra. Asimismo, afirmó que Washington, capital del Estados Unidos debido a que “ni se molesta en compartir ningún dato que hable de la implicación en los ataques de ciudadanos rusos.

Las medidas anunciadas por el país de Biden comprenden sanciones a unas seis empresas rusas que se dedican a apoyar las actividades cibernéticas de la nación europea, sanciones a 32 personas y entidades que intentarían interferir en los comicios presidenciales del año pasado mediante información errónea.

Cabe resaltar que la Casa Blanca precisó que entre algunos representantes de los servicios de inteligencia rusos se encuentran entre los 10 diplomáticos que fueron expulsados. Un alto funcionario refirió que las medidas ordenadas por el Jefe de Estado incluyen varias que no se revelaron de manera pública.

“Habrá elementos de nuestras respuestas a estas acciones que permanecerán invisibles”, aseguraron. Finalmente, las autoridades se mantendrán alertas a otros posibles ciberataques de SolarWinds y, según denuncian, de Rusia.