El presidente le cerró las puertas de Palacio a la Fiscalía

0
104
Pedro Castillo
Pedro Castillo

El presidente Pedro Castillo ordenó que representantes de la Fiscalía y la Policía Nacional no ingresen a la residencia de Palacio de Gobierno para ejecutar la orden de detención de Yenifer Paredes, su cuñada, según consigna el acta levantada por el fiscal Hans Aguirre, hecha pública.

PEDRO CASTILLO ORDENÓ QUE LAS AUTORIDADES NO INGRESEN A LA CASA DE GOBIERNO PARA CAPTURAR A YENIFER PAREDES.

De acuerdo con el documento, diversos funcionarios retrasaron hasta por una hora y quince minutos el ingreso a Palacio para ejecutar la orden de captura de la hermana de Lilia Paredes.

Leer también [Castillo con un pie en la cárcel]

El equipo de fiscales y policías fue recibido por el mayor PNP Jaime Anaya Tantalean, quien les comunicó que quien debía autorizar su ingreso era el general EP José Mariscal Quiroz, jefe de la Casa Militar de Palacio de Gobierno.

Medios locales indicaron que Mariscal Quiroz es un general cajamarquino ascendido por Pedro Castillo en octubre del 2021.

Según el acta, varios funcionarios aparecieron, entre ellos la abogada Belisa Malásquez Azaña, asesora de la Secretaría General de Presidencia, y el abogado Carlos Alberto Rodríguez Monzón, director de la Oficina de la Asesoría Jurídica del Despacho Presidencial.

Otro funcionario que apareció -de acuerdo con el citado documento- fue el comandante FAP Ángel Bravo Bonifas, quien les dijo a los policías y fiscales que el presidente Pedro Castillo estaba llegando a Palacio. El mandatario llegaría minutos después.

Les dijo ‘no’

Luego, a las 5:40 p.m., el jefe de la Casa Militar se dirigió al fiscal Hans Aguirre tras atender una llamada. “Luego de atender la misma (la llamada), indicó que el presidente de la República había dado la disposición que no se permitiría el ingreso hasta que lleguen sus abogados”, se lee en el acta.

El documento consigna que Benji Espinoza y Eduardo Pachas llegaron pasadas las seis de la tarde y recién a las 6:15 p.m. acudió Jessica Burgos Montero, mayordomo de la residencia, para abrir las puertas de la residencia de Palacio, y por fin permitir el ingreso de los policías y fiscales.

Cabe mencionar que ni Benji Espinoza ni Eduardo Pachas son abogados de la cuñada de Pedro Castillo.