En megaoperativo cayó el sucesor de Pablo Escobar

0
444
En megaoperativo cayó el sucesor de Pablo Escobar
En megaoperativo cayó el sucesor de Pablo Escobar

Las autoridades de Colombia volvieron a marcar un hecho histórico en su lucha contra el narcotráfico. Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, el jefe del poderoso Clan del Golfo, fue capturado el último sábado luego de un megaoperativo denominado “Osiris” y ejecutado por el Ejército, la Fuerza Aérea y la Policía.

“OTONIEL” ERA EL CABECILLA DEL CLAN DEL GOLFO y SU DETENCIÓN FUE COMPARADA POR EL PRESIDENTE IVÁN DUQUE CON LA CAÍDA DEL EXCAPO DEL NARCOTRAFICO

El capo era una de las personas más buscadas del país y también del mundo, pues Estados Unidos ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares por su captura mientras que el país desembolsaba unos 800 mil dólares. Tras una intensa búsqueda, el hombre de 50 años cayó en Necoclí, región de Antioquía.

Fueron más de 500 oficiales con 22 helicópteros los necesarios para entrar a la zona rural y fronteriza con Panamá. Sin embargo, no se produjo ningún tiroteo. “Otoniel” se encontraba resguardado por su personal de seguridad y de salud, quienes se encargaban de controlar sus problemas de diabetes y de tensión.

Pese a que las autoridades no brindaron más detalles del arresto de Úsuga, sí mencionaron que una captura de peso. El presidente de Colombia, Iván Duque, confirmó el suceso mediante una conferencia y lo catalogó como “el golpe más duro que se le ha propinado al narcotráfico en este siglo, en nuestro (su) país”.

Este golpe es solamente comparable con la caída de Pablo Escobar, en los años 90… Alias “Otoniel” era el narcotraficante más temido en todo el mundo, asesino de policías, soldados, líderes sociales… Con este golpe se marca el final del Clan del Golfo”, expresó el mandatario colombiano a toda la población.

Duque añadió que Dairo Antonio también era buscado por abuso de menores. Al igual que Pablo Escobar, se presume que el recién detenido tuvo intimidad con adolescentes. Además, la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) emitió una alerta roja por homicidio múltiple, secuestro, entre otros.

Era uno de los reyes de la droga

La actividad del Clan del Golfo se remota al 15 de octubre de 2008 de la mano de Daniel Rendón, quien cayó en 2009. Juan de Dios Úsuga David, hermano de “Otoniel”, ocupó el cargo, pero murió a balazos en un enfrentamiento contra la Policía. Por ello, Dairo tomó el mando siendo el nuevo rey de la droga.

Según las investigaciones, el cártel enviaba toneladas de sustancias ilícitas a distintos países de Centroamérica y Estados Unidos. Incluso, los informes del Gobierno indican que tenían nexos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP) para procesar la mercadería.

A lo largo de los años, los agentes del orden capturaron a miembros de peso como Camilo Torres Martínez, Maquicedec Henao, entre otros, pero ninguna intervención daba con el máximo cabecilla. Pese a ello, estaban debilitando poco a poco la estructura de la banda para dar uno de los golpes finales.

“En los últimos años, el Clan del Golfo se convirtió en la mayor amenaza”, dijo el ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, en la presentación del Jefe de Estado. Asimismo, dijo que también se negaban al negocio del microtráfico provocando “homicidios colectivos recientes” en varios territorios del país.

Leer también [China sufre rebrote de covid e insta a 11 provincias entrar en emergencia]

También estaba en minería ilegal

Los del Golfo tuvieron problemas con el comercio de droga en 2010 debido a que la fuerza pública de Colombia llegó a controlarlos un tiempo. Al no generar los miles de pesos como antes, los narcotraficantes incursionaron en la minería ilegal, especialmente en la explotación de otro, el mineral más solicitado.

Extorsionaban a los dueños de las minas al margen de la ley y aprovecharon el alto precio en el mercado internacional para llenarse los bolsillos. Su actividad trajo severos daños ambientales en la flora y fauna con sus explosiones, uso de máquinas retroexcavadoras, mercurio, cianuro, entre otros elementos.

Por otra parte, informes periodísticos revelaron que más de mil efectivos del Gobierno, en diversos años, estuvieron involucrados directamente con el Clan. Incluso vinculan a empresarios y políticos. Con la captura de “Otoniel”, las autoridades esperan frenar el narcotráfico en el país.