Estos son los actores que recibieron un Oscar Póstumo

0
1919
Heath Ledger
Heath Ledger

El 22 de enero de 2009, el mundo del cine celebraba la nominación al Oscar a mejor actor de reparto para Heath Ledger, quien acongojaba (y enamoraba) a los espectadores como el Joker de El caballero oscuro. Un anuncio que se producía un año después de la muerte del actor, que fallecía a los 28 años tras una sobredosis accidental con medicamentos recetados. La Academia de Hollywood finalmente le concedía este reconocimiento entre los aplausos y los vítores de los asistentes hacia su familia.

PETER FINCH, HEATH LEDGER  Y EDWARD G. ROBINSON, ENTRE LAS ESTRELLAS DE HOLLYWOOD EN  RECIBIR LA ESTATUILLA  DESPUÉS DE MORIR

Este caso excepcional resultó extraordinario para muchos, pero Ledger no era realmente el primero en recibir un Oscar de manera póstuma. Este título lo ostentó durante años Peter Finch en su papel como el presentador de informativos Howard Beal en Network, un mundo implacable (Sidney Lumet, 1976). El británico fallecía a los 60 años de un infarto de miocardio en mitad de la promoción del filme y antes de recibir el merecido premio

Finch recibía su primera nominación a mejor actor protagonista en 1972 por Domingo, maldito domingo, aunque se alzaba finalmente con este mismo reconocimiento por Network en 1977, unos meses después de habernos dejado.

Dos actores acompañados de otros intérpretes nominados después de sus trágicas muertes, entre los que encontramos a Jeanne Eagles (La carta, 1929), James Dean (Gigante, 1957), Spencer Tracy (Adivina quién viene a cenar, 1967), Ralph Richardson (Greystoke: La leyenda de Tarzán, el rey de los monos, 1985), Massimo Troisi (El cartero (y Pablo Neruda), 1996) o Chadwick Boseman (Black Panther).

Boseman no fue galardonado de manera póstuma en la categoría de Mejor actor de los Premios Oscar. El fallecido y recordado actor estuvo nominado por su rol en la película de Netflix “Ma Rainey’s Black Bottom” (”La madre del blues”), en donde interpretó a un trompetista testarudo llamado Leev

El ganador de la estatuilla, en cambio, fue Anthony Hopkins quien se llevó la estatuilla por su trabajo en “The Father” de Florian Zeller. Hopkins ya había obtenido la estatuilla en 1992 por “The Silence of the Lambs”, donde interpretó al caníbal Hannibal Lecter

 

Dos Oscar honoríficos póstumos

La primera ceremonia de los premios Oscar sucedía en 1929, una cena privada en Hollywood en el Hotel Roosevelt de Los Ángeles (California). El presidente de la Academia Douglas Fairbanks era el encargado de presentar la entrega de los premios, donde Charles Chaplin y Warner Brothers recibirían premios especiales a su trayectoria. Casualmente, unos años después este premio honorífico recaería también en la figura del propio Fairbanks, por su labor como actor, guionista, director, productor y miembro de la Academia.

El reconocimiento para el denominado como rey de Hollywood llegaría en 1940. Sin embargo, Fairbanks no llegaría a presenciarlo puesto que fallecía en 1939 por un infarto de miocardio a los 56 años. El corazón siempre ha pasado malas jugadas a la industria cinematográfica estadounidense.

Tendrían que pasar más de tres décadas para que otro actor recibiera el Oscar honorífico tras haber fallecido: Edward G. Robinson. El actor estadounidense de origen rumano era conocido por sus trabajos con pesos pesados del cine como John Ford, William Wyler, Michael Curtiz, Fritz Lang, Orson Welles, Cecil B. De Mille o Frank Capra. Pese a todo, este no recibía su Oscar honorífico hasta marzo de 1973, dos meses después de fallecer de un cáncer de vejiga.

Una serie de actores reconocidos por su filmografía que se sumaban así a otros Oscar póstumos entregados a artistas como Walt Disney o Sidney Howard, el guionista de Lo que el viento se llevó. Unos reconocimientos tardíos que al menos dejaron los nombres de todos ellos en la memoria colectiva como las grandes leyendas que fueron.