Las personas perderán hasta 58 horas de sueño al año para 2099

0
632
horas de sueño
horas de sueño

Es probable que la gente de todo el mundo pierda entre 50 y 58 horas de sueño al año para el 2099 debido al calentamiento global, según revela un nuevo estudio. Los investigadores utilizaron muñequeras con acelerómetros internos para medir la duración y el ritmo del sueño en más de 47.000 adultos de 68 países durante una media de seis meses para un estudio publicado en la revista académica One Earth.

LOS INVESTIGADORES SEÑALAN QUE SITUACIÓN SE DEBERÁ AL CAMBIO CLIMÁTICO

Los adultos deberían dormir entre siete y nueve horas, de acuerdo a la Fundación Nacional del Sueño. Según el estudio, la probabilidad de dormir menos de siete horas aumentaba en un 3,5% si las temperaturas mínimas nocturnas superaban los 77 °F o 25°C, en comparación con la temperatura de referencia de entre 41 y 50 °F (5 a 10 °C).

El 3,5% de pérdida de sueño puede parecer inicialmente una cifra pequeña, pero se va sumando“, dijo Alex Agostini, profesora del departamento de justicia y sociedad de la Universidad de Australia del Sur en Adelaida. quien no participó en el estudio.

Cuando los adultos no reciben la cantidad de sueño recomendada, pueden tener problemas de concentración, dijo Agostini. Los efectos a largo plazo pueden incluir un mayor riesgo de problemas de salud como las enfermedades cardiovasculares y gastrointestinales, dijo.

Muchos de nosotros hemos pasado toda la noche sin dormir, en algún momento de nuestras vidas. Ahora imagina hacerlo ocho veces, ¿cómo te sentirías?” dijo Agostini.

Una sola noche a más de 86 °F o 30 °C reduce el tiempo de sueño en aproximadamente un cuarto de hora por persona, dijo el autor principal del estudio, Kelton Minor, candidato al doctorado en el Centro de Ciencias de Datos Sociales de la Universidad de Copenhague.

Sin embargo, los ancianos perdían el doble de sueño por cada grado de calentamiento en comparación con los adultos jóvenes o de mediana edad. Es más, la pérdida de sueño fue tres veces mayor en los ancianos de las zonas de menores ingresos en comparación con los de mayores ingresos, dijo. Las mujeres también se vieron afectadas por el aumento de las temperaturas en un 25% más que los hombres, añadió Minor.

Leer también [¿Cuál es mejor entrenamiento para una noche de sueño?]

Pocas posibilidades de adaptarse al calor

Los investigadores también encontraron evidencia de que las personas que viven en climas más cálidos pierden más horas de sueño por grado en comparación con las que viven en climas más fríos, y de que las personas se adaptan mejor en los climas más fríos que en los más cálidos. Esta mayor pérdida de sueño en los lugares más cálidos sugiere que las personas no pueden adaptarse fácilmente a las temperaturas más elevadas, dijo Minor.

A medida que las temperaturas continúen aumentando debido al calentamiento global, Minor proyectó que la pérdida de sueño aumentará a un ritmo más rápido en las regiones que ya enfrentan climas cálidos en comparación con las que no lo hacen.

La gente tampoco pareció adaptarse al calor: según Minor, la cantidad de sueño que la gente recibió el primer mes del verano, cuando la gente estaba menos familiarizada con el calor, y el último mes del verano, cuando la gente estaba más familiarizada con él, mostró que perdieron casi la misma cantidad de sueño.

Esta similitud en la pérdida de sueño indicaba que las personas no pueden adaptarse a temperaturas más altas con el tiempo, dijo. Además, los resultados mostraron que las personas no parecían recuperar el sueño perdido durante una noche cálida en las dos semanas posteriores a un pico de temperatura, dijo Minor.

 

El costo de las temperaturas más altas

Los seres humanos pasan alrededor de un tercio de su vida durmiendo, pero un número cada vez mayor de personas no duerme lo suficiente, dijo Minor. Un tercio de los adultos de Estados Unidos afirma que suele dormir menos de las siete o nueve horas recomendadas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

“Muchos de nosotros ya no dormimos lo suficiente, y la contribución de problemas de sueño relacionados con el calentamiento global podría tener consecuencias reales para nuestra salud y bienestar”, dijo Agostini por correo electrónico.

Cuando los seres humanos empiezan a dormir, su temperatura corporal central desciende, explicó. Cuando la temperatura circundante es más cálida, resulta más difícil enfriarse, lo que puede afectar a la capacidad de conciliar el sueño, explicó.

El aire acondicionado puede permitir que la gente se adapte a las temperaturas más cálidas, pero no es una solución fiable a largo plazo, dijo Agostini. Las personas que viven en países de bajos ingresos tienen menos acceso al aire acondicionado, lo que podría aumentar la brecha de desigualdad, dijo Minor.

Además, los aparatos de aire acondicionado liberan emisiones de gases de efecto invernadero, que aumentan naturalmente el calentamiento global, dijo Agostini.

“La mayor y mejor solución al problema es el uso de una planificación de edificios respetuosa con el medio ambiente y la implementación de otros cambios para mejorar el tema del calentamiento global”, dijo.