Los éxitos de “Enanitos verdes” bajo la voz de Marciano Cantero

0
55
Marciano Cantero
Marciano Cantero

En tiempos en los que no existían las plataformas de streaming y la difusión de la música tenía formato de cassette y radio FM, Enanitos Verdes pisaron fuerte en la escena musical nacional desde 1984, año el que editaron su primer disco, llamado simplemente Enanitos Verdes. La muerte de su cantante, Marciano Cantero, el último jueves nos lleva a repasar algunos de los hits que crearon en más de 30 años de carrera la mítica banda argentina.

EL CANTANTE FALLECIÓ EL PASADO JUEVES POR UN CUADRO DE INSUFICIENCIA RENAL

Algunos de ellos que no solamente trascendieron las fronteras, sino que se convirtieron en himnos futboleros que bajan incansablemente desde las tribunas.

“Te vi en un tren”, del disco Habitaciones extrañas, editado en 1987, relata la historia de un hombre que en aquel transporte público ve a una chica a la que intenta ayudar, pero no logra hablarle.

Y no supe qué decir. me engañaba al hablar. Alucinado. sin ninguna razón. Y yo te vi en un tren, yo te vi en un tren, y no pude ni siquiera decir ‘¡hola!’“, dice parte del éxito con el que innumerables hinchadas argentinas alentaron a sus equipos de fútbol.

“La Muralla” fue una de las canciones que más llamó la atención y sobresalió en el álbum Contrarreloj, de 1986.

En aquella canción, Cantero describe desde arriba de una gran pared, “cómo esas viejas ilusiones pasando la muralla se hacen realidad”.

Otras dos canciones que se destacan especialmente en su extensa carrera arriba de los escenarios y en los estudios de grabación, son “Lamento Boliviano” y “Un amigo es una luz”.

El primero, reversionado por la banda Turf este mismo año. vio la luz en 1994, como parte de Big Bang y dejó su huella en el rock y el pop, no solamente argentino, sino también en Latinoamérica. Cabe señalar que el tema pertenece originalmente a otra banda mendocina, Alcohol Etílico, contemporánea a los Enanos.

Aquel “borracho y loco” con su “corazón idiota” le declara su amor eterno a una mujer con el pedido de que no se peine en la cama porque “los viajantes se van a atrasar”. Fue sin lugar a dudas el mayor éxito de la banda.

“Un amigo es una luz” fue una de las canciones elegidas para formar parte de Igual que ayer, en 1992, y se trata de uno de los mayores himnos, justamente de la amistad, que el rock argentino haya entonado alguna vez.

Según contó el mismo Cantero en 2021 en El Nueve, la canción estaba inspirada en su hijo por entonces recién nacido y la amistad que esperaba tener con él.

“Que más allá de ser padre e hijo, fuéramos amigos”, dijo.

Cantero nunca se imaginó, sin embargo, que la canción tomaría un lugar tan importante en las relaciones de amistad. “Nunca me imaginé que iba a convertirse en esta especie de himno”.

“Un amigo es una luz brillando en la oscuridad”, reza el estribillo de la canción que, de ahora en más, como todo éxito cuando su autor se va, sube el volumen.

 

Una historia de 40 años

Enanitos Verdes comenzaron con presentaciones en diferentes pubs, pasando luego a pequeños teatros, no sólo de su provincia sino también de las vecinas, convirtiéndose en poco tiempo en la banda más popular y requerida de Mendoza y la zona de Cuyo.

A principios del 83 viajaron a Buenos Aires para probar suerte, presentándose en pubs y bares. Un año más tarde fueron elegidos como el “Grupo Revelación” en La Falda, Córdoba, tras una actuación que les abrió las puertas a sellos independientes, para expandir sus alas en el continente ya hacia finales de los ’80.

Horacio Eduardo “Marciano” Cantero murió el último jueves a los 62 años en su natal  Mendoza, en la Clínica de Cuyo de la ciudad argentina, en la que estaba ingresado desde finales de agosto por un cuadro de insuficiencia renal que no mejoraba y donde había sido sometido a una intervención.

Así se lo confirmó su hijo, Javier Cantero.